domingo, 31 de marzo de 2013

Nikola Tesla

El mejor documental sobre Nicola Tesla que he visto, cuenta cosas ineditas, como ser su conexion con el esoterismo y los cambios acrecentados de conciencia a voluntad que tenia y por los cuales traia sus ideas a este plano de existencia. Simplemente maravilloso!!!
Naty.

sábado, 30 de marzo de 2013

LOS GUERREROS DEL ARCO IRIS



Hubo alguna vez una anciana llamada Ojos de Fuego, nativa de la tribu Cree de Norteamérica. Esta mujer lanzó una profecía que hasta nuestros días hace eco.
Llegará el día en que la codicia del hombre blanco, del Yo-ne-gi, hará que los peces mueran en las corrientes de los ríos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y los árboles ya no puedan tenerse en pie.
Y la humanidad, como la conozco, dejará de existir. Llegará el tiempo en que habremos de necesitar a “los que preservan las tradiciones, las leyendas, los rituales, los mitos y todas las viejas costumbres de los pueblos” para que ellos nos muestren cómo recuperar la salud, la armonía y el respeto a nuestros semejantes. Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad, y serán conocidos como “LOS GUERREROS DEL ARCO IRIS“.

Llegará el día en que algunas personas despierten de su letargo para forjar un Mundo Nuevo de justicia, de paz, de libertad y de respeto por el Gran Espíritu. Los Guerreros del Arco Iris transmitirán el mensaje, para difundir sus conocimientos a los habitantes de la Tierra, a los habitantes de Elohi.
Ellos enseñarán a vivir como vive el Gran Espíritu, y mostrarán cómo ese mundo futuro se ha alejado del Gran Espíritu y por qué razón se encontrará tan enfermo. Los Guerreros del Arco Iris le enseñarán a la gente que este Ser Ancestral, el Gran Espíritu, es un ser de amor y comprensión, mostrarán cómo devolverle a la Tierra, a Elohi, toda su belleza.

viernes, 29 de marzo de 2013

Silencio




No digas nada, no preguntes nada.
Cuando quieras hablar, quédate mudo:
que un silencio sin fin sea tu escudo
y al mismo tiempo tu perfecta espada.

No llames si la puerta está cerrada,
no llores si el dolor es más agudo,
no cantes si el camino es menos rudo,
no interrogues sino con la mirada.

Y en la calma profunda y transparente
que poco a poco y silenciosamente
inundará tu pecho de este modo,

sentirás el latido enamorado
con que tu corazón recuperado
te irá diciendo todo, todo, todo.

Francisco Luis Bernárdez (1900-1978 e.v.), "SILENCIO".

jueves, 28 de marzo de 2013

Mi Pagina "Esoterika"

Mi pagina en Facebook es:



ESOTERIKA https://www.facebook.com/esoteriko

Alli pueden encontrar mas material de lectura y otras cosas interesantes.


Por Senderos Olvidados....




No existe indio vivo que se atreva a pensar demasiado en el pasado. Si miráramos demasiado al pasado, nos sentiríamos demasiado enojados para vivir. Ustedes tratan de compensarnos convirtiéndonos en héroes o sabios en todos sus libros y películas. Eso está bien para ustedes. Pero yo aún puedo ir a un museo y ver el cráneo de mi abuela en un estuche, y oír a alguien hablar de ella como si fuese un artefacto.

Y a veces pienso en todas las guerras entre mi gente y la suya. Esos hombres blancos que pelearon contra nosotros eran hombres sin familias, muchos de ellos. No eran sus mejores hombres. Muchos de ellos eran brutales y estúpidos. Hacían cosas terribles sólo porque era divertido.

Mi gente nunca tuvo oportunidad. Nosotros éramos familias. Estábamos en nuestros hogares, con nuestros ancianos y bebés. Y los soldados nos atacaron. Atacaron nuestros hogares y asesinaron a nuestros viejos y niños. ¡Y su gente tiene el descaro de hablar de las masacres cometidas por indios!

Nosotros sí matamos a gente inocente, lo sé. Sucedía cuando nuestros jóvenes se enojaban por lo que les estaba sucediendo a los ancianos y a los niños, cuando se morían de hambre o eran asesinados. Los hombres jóvenes se enojaban tanto que rehusaban escuchar a los ancianos. Los ancianos sabían que no podríamos ganar, y que vendría más gente blanca y habría más matanzas. Pero los jóvenes estaban tan enojados que atacaban a cualquiera.

Si tú vieras a tu padre yaciendo en su cama, demasiado débil para ponerse en pie por estar muriendo de hambre, o vieras a tu bebé llorando de hambre todo el tiempo, y supieras que es porque alguien les quitó su comida, ¿no estarías enojado?

¿Qué tal si unos hombres llegaran y mataran a tu abuela sin razón alguna? Simplemente lo hicieron, y luego echaron a reír y se marcharon. Y tú te quedaras ahí parado, viéndola despedazada o baleada. ¿Podrías decirme que no estarías enojado?

No culpo a mi gente por emboscar a los soldados blancos o incluso atacar las casas de los colonos. Yo no digo que estuvo bien. Simplemente digo que lo comprendo. Nosotros perdimos todo. Su gobierno envió hombres codiciosos y sin corazón para mantenernos bajo control, y ellos mentían y violaban y nos robaban. Podían matarnos con cualquier pretexto y estaba bien. ¿Qué tal si alguien violara a tu hermanita? Eso sucedía todo el tiempo. ¿Qué tal si alguien tomara a tu esposa y le cortara el vientre y sacara a tu hijo nonato, y luego lo colocara en el suelo como un trofeo, aún ligado a su madre muerta? Eso también sucedía.

Verás, nosotros ni siquiera éramos personas. ¿Sabías eso? La iglesia católica incluso sostuvo una conferencia para determinar si nosotros éramos personas o no. ¡En su sabia y gran religión pensaron que debían decidir si éramos personas o animales! Así pensaban de nosotros y así nos trataban. Estaba bien hacernos cualquier cosa.

A nosotros nos enseñaban que los ancianos y los bebés son los más cercanos a Dios, y para ellos vivíamos nosotros. Y su gente vino y los mató. Teníamos que hacer lo que pudiéramos para proteger a nuestros ancianos y nuestras familias, y no podíamos hacerlo porque sus soldados entraban a la fuerza en nuestros hogares y los mataban cuando ellos no podían escapar.

No era lo mismo cuando peleábamos contra otras tribus. Ellos respetaban a los ancianos, y a los niños también. Cuando peleábamos unos contra otros, había cosas más importantes que la pelea misma. El mayor acto de valentía era tocar al enemigo —’contar el golpe’ sobre él— no matarlo. Pero no para sus soldados. Ellos sólo querían matarnos.

Ahora los cráneos de mis abuelos están en museos, y hay mantas y tambores sagrados en las paredes de los museos para que la gente rica los vea. Y van ahí a hablar de cuán sagrado es todo eso. Lo llaman sagrado porque no tienen nada propio que sea sagrado. Pero no es sagrado, porque ustedes le quitaron lo sagrado, al igual que le quitan lo sagrado a todo, y ahora nosotros mismos ya casi no lo sentimos tampoco. Ustedes mataron a nuestra gente y se llevaron lo que era sagrado para nosotros, y luego nos dijeron que eso probaba que ustedes eran mejores que nosotros.

(“Ni Lobo ni Perro. Por Senderos Olvidados con un Anciano Indio”)

Oscuro



Un sueño dark, profundo, lleno de inconformismos hasta que la cruel voz del destino clama: "Cada uno es responsable de hacer algo con su vida", (Naty)

Angeles en la Magia





El primer paso para trabajar con los ángeles mágicamente y tener tales e intensas experiencias, es conocer sus nombres y sus funciones. Los nombres angélicos populares encontrados en las escrituras hebreas, tienen sus raíces en la teología de los caldeos y los magos persas, o son el resultado de las visiones de los santos.
Generalmente, están escritos en la lengua hebraica, incluso aunque hayan aparecido en otras religiones y lenguas. Los nombres angélicos son o descriptivos o vibratorios. Por ejemplo, el Arcángel Rafael se traduce como 'Dios ha curado', o 'Dios de los Médicos'. El nombre Rafael es descriptivo en naturaleza, dándonos la comprensión del carácter y atributos del ángel. No todos los nombres pueden ser traducidos, pues algunos son vibratorios por naturaleza para representar el tono vibratorio de un concepto matemático.
En la sabiduría angélica, cada ángel o grupo de ángeles tiene su propio rol o clasificación. En nuestro arte, estos son usados para entender qué mensajero reclutar para ayudarnos en nuestras necesidades y rituales. Por ejemplo, un ángel gobernante del agua representa la esencia espiritual que dicta la funcionalidad del agua en el Orden Divino. El ángel del agua supervisa su función, pero no comparte necesariamente sus características. De forma similar, una carta le hace llegar un mensaje a usted, pero no  comparte ninguna de las características de su mensaje o paquete. Esto  puede parecer una declaración obvia, pero es sorprendente cuánta confusión se ha introducido en la moderna iconografía oculta. La magia moderna usa la iconografía oculta como parte de un sistema de correspondencias herméticas, con el cual adorna a los ángeles  representados en forma humana. Estas imágenes son entonces usadas en el ritual y el trabajo mágico. La antigua iconografía se centraba más en transmitir el estado cósmico y glorioso de los ángeles. Esta confianza en la iconografía basada más en lo humano, es debida a la dificultad de capturar la descripción escrita visualmente. Es más fácil crear una imagen de Uriel (Luz de Dios), de quien entre otras cosas se ha dicho que gobierna sobre el abismo y la tierra, como vestido de negro, con tonos terrosos, sosteniendo un fajo de trigo, que tratar de contemplar la presencia deslumbrante del Fuego y la Luz de Dios. Este es un punto importante de recordar, porque el uso de tal iconografía mágicamente, como base para su visualización y rituales, actuará como barrera psíquica para una experiencia más genuina.
La lista de ángeles disponibles para trabajar con nosotros, es extensa y cubre cada área concebible y numerosas tradiciones. Hay unos poco que han aparecido una y otra vez a lo largo de los años, y tienen un lugar especial en nuestro arte. Los enumeraremos aquí y suministraremos alguna información fundamental básica sobre cada uno. Estos ángeles seleccionados son listados debido a su importancia dentro de nuestra tradición y porque ellos son usados en los rituales de este libro.

Melchizedek: Esta figura aparece en los antiguos escritos judíos, cristianos e islámicos. Sin embargo, existió antes de Abraham como un sacerdote del más alto Dios El Elyon. Él también aparece en los   manuscritos del Mar Muerto como el redentor de los ángeles, con atributos similares a los del arcángel Miguel. Aparece en el jubileo final de la historia del mundo, para rescatar a los hombres y batallar con Belial y los hijos de la oscuridad. Esto conecta esta figura con el antiguo sacerdocio de los   misterios, que son aquellos de su  línea de iniciación. En el cuarto libro del Pistis Sofía, él juega un rol clave en el proceso de purificación de las almas humanas para entrar en el Tesoro de la Luz. Él es en muchas formas una antigua figura importante para el desarrollo y crecimiento de los misterios y puede representar un oficio espiritual y terrenal y no sólo ser una simple entidad. Incluso aunque Melchizedek no es un ángel, él es una importante figura en la magia angélica.
Metatron: Este ángel es el Príncipe de la Faz. En el glosario del Zohar de Soncino, se dice de Metatron que es la cabeza del mundo de la creación y también es llamado el sirviente o cuerpo de la Shekinah.
Él es el jefe de los Caudillos que residen al lado del Trono Divino, y está encargado del sostenimiento de la humanidad. El nombre aparece tanto en los textos ocultos judíos como árabes. Se dice de Metatron que es el   maestro por el cual muchos Jinn creyentes reverencian y que ellos lo consideran como su guía hacia lo Divino.
Portadores del Trono: El Trono Divino es descrito en el libro de las Revelaciones, como el resultado de una mágica visión espiritual. El vidente menciona el trono con alguien sentado en él, con la apariencia de jaspe y cornalina. El vidente parece ambiguo sobre la forma de la entidad que hay en el trono. Esto es curioso, considerando tantos relatos judíos en los que Dios es descrito con barba y el pelo largo y mecido por el viento. El jaspe y la cornalina fueron conocidos en el antiguo Egipto como la sangre de Isis, creando un poderoso enlace entre su simbología y la Diosa. Este es un avance mejorado por la referencia a un arco iris esmeralda rodeando el trono. El color esmeralda es asociado con la medialuna verde, Venus, y la Reina de los Cielos. Los Querubines son los ángeles que llevan el trono y vienen de la visión caldea de los ángeles. Imágenes de los Querubines adornan los templos babilónicos y las tablillas de piedra. Estos ángeles son respetados y los más honrados por estar ante lo Divino. Otros ángeles buscan su cercanía y les dan la bienvenida en su llegada y partida, debido a su posición cercana a la Divinidad. Cada uno de los cuatro ángeles   Querubines tiene una imagen diferente. Un ángel tiene la imagen de un águila, que intercederá por las aves. Otro tiene la imagen de un toro, que intercederá por el ganado. Otro tiene la imagen de un león, que intercederá por los predadores. Otro tiene la imagen de un hombre, que intercederá por la humanidad. En el fin de los tiempos, serán ayudados por otros cuatro. Esto es aludido en el verso coránico: 'Y los portadores del Trono de su Señor sobre ellos, ese día, serán ocho.'

Los ángeles Querubines están centrados sobre la presencia Sagrada, sin distracción de su atención de lo Divino. Están inmersos en la belleza de la presencia de la Divinidad, alabándola, día y noche, sin parar. En la tradición angélica islámica, se decía que Dios había creado una tierra blanca, igual en tamaño al movimiento del Sol en treinta días, repleta con todo tipo de criaturas que no saben que Dios puede ser desobedecido, incluso una   fracción de segundo. Se decía que estas criaturas eran del orden de los Querubines.

Gabriel: Este es el ángel conocido como el Espíritu Fiel y es referido   alegóricamente como una columna de luz, ante la cual todos los otros ángeles están como en fila. Este ángel fue nombrando a los espíritus, porque cada respiración suya se convierte en un espíritu para un animal. A él le fue asignado por lo Divino el mantenimiento de las constelaciones, el movimiento de los planetas y todas las cosas bajo la esfera de la Luna. El poder de este ángel es más grande que el del Zodiaco. Gabriel está entre los ángeles favoritos, con seis alas, desde cada una de las cuales brotan otras cien. Dos de estas alas están plegadas excepto cuando es enviado a una misión de erradicación del mal. Sus ayudantes son asignados sobre todos los asuntos del mundo; su rango trata con asuntos de venganza y protección del mal y el daño.
Israfel: Este ángel es el heraldo de los mandatos y el que sopla los espíritus en el interior de los cuerpos. Él es el portador de la trompeta, la cual él sostiene mientras escucha las órdenes a soplar. De la cabeza de la trompeta se dice que es de la anchura de los cielos y la tierra.
Cuando él sopla, todo lo que está en el cosmos, excepto aquellos que lo Divino ha elegido apartar, serán abrumados. Esto a lo que más   probablemente se refiere es al shock de desenredar la ilusión y a la   consciencia de la realidad del ser. Israfel es un poderoso ángel con cuatro alas. La primera ala cubre el este. La segunda cubre el oeste. La tercera cubre la distancia desde el cielo a la tierra. Con la cuarta cubre Israfel todo lo que no respeta a la Divina Majestad. Sus pies están bajo las siete tierras, y su cabeza termina en las esquinas de los pilares del Trono. Entre sus ojos hay una tablilla de piedras preciosas. En cualquier momento que lo Divino ordena un evento a existencia, la Pluma sería mandada a escribirlo sobre la Tablilla. La tablilla sería entonces llevada cerca de Israfel, para que termine entre sus ojos.
Desde allí alcanza al ángel Miguel. Estos ángeles son la ayuda Divina en el cosmos. Ellos soplan los espíritus dentro de los ángeles que residen sobre el nacimiento y la creación y estos se convierten en metales, plantas o animales. Ellos son el poder vital y espiritual por el cual estos funcionan y existen.

Miguel: Este ángel es asignado al mantenimiento de los cuerpos, y a la sabiduría y conocimiento de las almas. En los siete cielos hay un mar repleto de incontable número de ángeles. Miguel reside sobre ese mar y nadie conoce su descripción o sus alas excepto la Divinidad. Los cielos serían como un guijarro en el mar comparado con el tamaño de su boca abierta. Las huestes del cielo y la tierra no pueden soportar su presencia, por la intensidad de su luz que es abrasadora. Él tiene ayudantes dispuestos sobre los asuntos del mundo. Sus obligaciones son la iniciación del poder del movimiento en las fuentes de la manifestación, y supervisar lo que es necesario para lograr el propósito y la perfección de todas las cosas de la creación.

Azrael: Este es uno de los más poderosos y, a veces, el menos   comprendido de los ángeles. Este ángel es el aquietador de los   movimientos y el separador de los espíritus de sus cuerpos anfitriones.

Azrael está en el cielo del mundo. Dios creó sus piernas para estar bajo la tierra y su cabeza en el más alto cielo, encarando la Tablilla preservada. Tiene tantos ayudantes como gente fallece. Toda la creación está entre sus ojos y no toma el alma de una criatura hasta que ha recibido  completamente su patrimonio y completado su tiempo. No importa dónde las almas estén, porque él simplemente las llama y todas terminan en sus manos.
Hay una antigua e interesante historia sobre el ángel Azrael. El ángel de la muerte entró dentro de la corte de Salomón y empezó a mirar a una de las personas allí sentadas, manteniendo su mirada fija en él. Cuando el ángel de la muerte partió, el hombre se acercó a Salomón y dijo, 'O profeta de Dios, ¿quién era ese?' Él le contestó, 'El ángel de la muerte'. El hombre dijo, 'Le vi mirándome como si quisiera algo. Te pido que me salves de él. Ordena a los vientos llevarme a las más lejanas fronteras de la India.' Salomón ordenó a los vientos hacerlo. Cuando el ángel retornó, Salomón le dijo, 'Te vi mirando a uno de mis invitados'. El ángel replicó, 'Estaba asombrado, porque me fue ordenado tomar su alma en las más lejanas fronteras de la India en una hora y le vi aquí contigo'.

Nahanael: Este ángel es el príncipe del entendimiento.
Rahael: Este ángel es el príncipe del secreto de la Shekinah y del libro de Tobit, él es el ángel de la curación.
Ashmoyeli: Este ángel es el príncipe de las escrituras.
Rafael: Este ángel es de origen caldeo y es considerado como el guardián del Árbol de la Vida en el Jardín del Edén. Está asociado con la curación, la comprensión y la medicina.
Suriel: Este ángel está asociado con la transmisión de conocimiento al profeta Moisés y es llamado Surial el Revelador. Él es también uno de los doce ángeles de la Divina presencia y uno de los siete ángeles que gobiernan sobre la tierra.
Tzadkiel: Este es el ángel de la Justicia Divina.
Sartiel: En el ocultismo moderno, este es uno de los ángeles que preside sobre el signo de Sagitario. En antiguos escritos, él aparece en un gran número de oraciones de protección.
Nanial: Este ángel está asociado con los setenta y dos nombres místicos de Dios y de él se ha dicho que es quien expulsa a los orgullosos. Ejercita el dominio sobre las grandes ciencias e influye a los filósofos. Este ángel también aparece en los ritos medievales de protección.
Sharantiel: Este es un ángel que aparece regularmente en los antiguos grimorios arábigos medievales, y de él se ha dicho que es un severo y temido ángel ante quien todos los espíritus tiemblan.
Kehial: Este es el ángel del Ser Divino y así, conforme a Al-Boni, es el ángel sirviente de la palabra Alá.
Tamhiel: Este es el ángel de la faceta Divina, El que Abre, conforme a al-Buni.
Raziel: Este es el ángel de los misterios y de él se ha dicho que es el autor del texto mágico, el Libro del Ángel Raziel. Se cree que pasó su libro a Adán y Eva después de la caída, para que ellos pudieran encontrar su camino de vuelta al jardín del Edén.
Safafiel: Este ángel es el príncipe de la razón.
Afafiel: Este ángel es el príncipe del conocimiento y custodia los vestíbulos del séptimo cielo.
Yahuel: Este ángel es el príncipe del testimonio y su nombre literalmente significa Yahweh es El. Él es así el mediador del nombre inefable y es uno de los príncipes angélicos de la Divina presencia.
Ghassdaiel: Este es el ángel que gobierna las letras de Fuego.
Ghathssaiel: Este es el ángel que gobierna las letras de Aire.
Ghadha'aaiel: Este es el ángel que gobierna las letras de Agua.
Ghasheezaiel: Este es el ángel que gobierna las letras de Tierra.
Munkar y Nakeer: Estos son dos fuertes y severos ángeles asociados con la tumba o la vida después de la muerte. Ellos preguntan cuestiones a cada individuo en la tumba o lugar de bardo, concernientes a la fe de la persona, a cuál Dios la persona adoraba, y en qué profeta la persona creía. Aquellos que son auténticos para su fe son premiados mostrándose su rango en el cielo. Aquellos que son hipócritas o aquellos que contestan que sólo creen en lo que otros creen, son inmediatamente golpeados como castigo.
Shedechiel: Este es un ángel que gobierna a todos los que están en los mundos celestiales o más altos, y en el inframundo.
Derdiel: Este es un ángel con cien cabezas y en cada una de ellas, cien caras, y en cada cara, cien bocas, y en cada boca cien lenguas, adorando a la Divinidad en cien diferentes idiomas.
Haroot y Maroot: Estos dos ángeles comparten mucho con los ángeles conocidos como los observadores en los antiguos relatos bíblicos. Ellos aparecen frecuentemente en los tomos mágicos y son usados en los antiguos hechizos. La razón para esto es que se dice de ellos que han enseñado a las personas el arte de la magia, con la advertencia de que es una prueba para la humanidad la forma en la que la use. También se dice de ellos que han perdido la gracia. La sabiduría árabe declara que estos dos ángeles están siendo castigados en la tierra de Babilonia, el Irak de hoy en día. Una versión de la historia es la siguiente: Cuando Adán dejó el paraíso desnudo, los ángeles le miraron y dijeron: 'Nuestro Dios, a este Adán, la maravilla de su conocimiento, lo alza y no le permite ser rebajado'. Cuando Adán después se acercó a las huestes angélicas, Haroot y Maroot estaban entre ellos. Ellos le castigaron por su traición del pacto con Dios. Adán les dijo: 'O ángeles de mi Señor, sed misericordiosos y no me castiguéis, porque lo que me ocurrió fue el mandato de mi Señor'. Después de eso, Dios los condenó por desobedecerlo y les prohibió subir al cielo. Durante el tiempo de Enoch, ellos se le acercaron y le contaron la historia. Le pidieron que rezara por ellos, para que Dios les perdonara. Enoch les preguntó que cómo sabría él que habían sido perdonados. Ellos le dijeron que si los veía después, la oración había sido aceptada, pero si no los veía, entonces habrían sido condenados. Enoch se purificó y rezó; después miró y ellos se habían ido y supo que el castigo había caído sobre ellos. Fueron llevados al corazón de Babilonia, donde se les dio a elegir - castigo en este mundo o en la otra vida - sobre lo que eligieron en este mundo. Se cree ampliamente que ellos permanecen  todavía, colgados con una cadena cabeza abajo en un muro, en la tierra de Irak. Se dice de este muro que cambia mágicamente de localización en el desierto, y si alguien lo encontrara, le sería enseñada la más poderosa magia angélica por estos dos ángeles.

Sabeanos






Los nombres Divinos actúan como un vehículo por el cual el mago espera alzar el velo dentro de nuestro mundo y contemplar lo invisible. Los nombres conocidos son usados con conocimiento de la existencia de otos nombres si cabe más poderosos y desconocidos.
Conseguir el conocimiento de los grandes nombres de la Divinidad, es una de las principales metas del mago. No hay separación entre los nombres Divinos islámicos y hebreos. Todos son vistos como parte de una misma corriente. También hay referencia a emanaciones similares a aquellas encontradas en el misticismo judío, por ejemplo vemos la referencia al Mundo del Reino que está repleto de espíritus y misterios. De una lectura más avanzada de al-Buni, se hace evidente que el pensamiento místico judío y la visión del mundo neoplatónico fueron parte de las enseñanzas mágicas de su tiempo. Para entender cómo vino todo a juntarse de esta forma, necesitaremos discutir una breve historia del sistema mágico de nuestra tradición. En el mundo antiguo, la gente pertenecía a tribus en contraposición a los estados con fronteras, habitando una muy pequeña área geográfica en comparación con la actualidad. Sus sabios viajaban de ciudad en ciudad intercambiando conocimiento abierta y libremente. La cuna de la civilización fue un crisol donde se fusionó la herencia y filosofía de varios pueblos que compartían unas raíces comunes. Este continuo préstamos hizo difícil incluso el saber quién escribió un libro dado, o desarrolló una cierta técnica. Eso no les importaba mucho, porque no
estaban preocupados por los derechos de propiedad intelectual, sino con la transmisión de un sistema de desarrollo mágico y práctica ritual funcional y efectivo. Las principales fuentes de escritos mágicos están tanto en árabe como en hebreo, datando de los siglos 9 al 13 D.C. Las fuentes pueden haber sido escritas en una combinación de árabe y hebreo, pero la tradición en sí misma va hacia atrás llegando incluso a las más antiguas civilizaciones del Medio Oriente.
La historia comienza en la cuna de la civilización en sí misma.
La magia debe su herencia e incluso su nombre a una clase de sacerdotes conocidos como los Magos. Históricamente había dos tipos de Magos, aquellos asociados con la fe del Zoroastrismos y aquellos que vivían en Caldea, la cual hoy día es parte de Irak. Es el Mago
Caldeo el que nos interesa en este libro. Los caldeos en la Biblia eran llamados Kasdiym, una palabra derivada de Arpakhsadiym. Los caldeos eran descendientes de Arpachsad, hijo de Shem, hijo de Noé.
La palabra Caldea también significa "Sirvientes de Dios". Abraham fue un Arpachsadita y él partió en sus viajes desde la ciudad caldea de Ur. Fue a una ciudad llamada Harrán. Harrán era uno de los más importantes centros para el ocultismo celestial. La gente que vivía allí
eran llamados los Sabianos. En algún punto, los caldeos y sabianos se encontraron y de su unión emergieron los Nabateos, que nos dejaron una gran cantidad de sabiduría oculta, que habían heredado de sus ancestros. El lenguaje nabateo dio nacimiento al árabe y ellos transmitieron todo el conocimiento que pudieron a los mismos.
Muchas de las fuentes originales han sido destruidas o son difíciles de encontrar y descifrar, pero las copias en lengua árabe permanecen.
En estos antiguos textos mágicos, los nombres de ciertos maestros de nuestra tradición aparecen frecuentemente. Estos nombres son Agathodaimon y Hermes. Ellos surgen en los textos árabes porque fueron vistos como profetas por los sabianos. Otra importante figura que también es muy mencionada es Enoch, conocido por los árabes como Idris. Los sabianos fueron conocidos entre los musulmanes como los "hunefa", que deriva del arameo "hanefo" o adoradores de estrellas. Esta puede ser la razón detrás de la descripción Coránica de Abraham como "hanif". Mientras el Corán tiene muchas referencias a historias de la Biblia, la actual práctica ritual y teología de los árabes antes y después del Islam, tuvo fuertes influencias sabianas.
Las creencias sabianas estaban basadas en los astros en gran medida, pero también tenían espacio para los espíritus y otras jerarquías celestiales. Durante los tempranos tiempos de los caldeos, la deidad principal era Sin, un ser cósmico cuyo símbolo era la Luna.
Durante periodos posteriores, otras facetas caldeas de la Divinidad fueron incluidas, principalmente Ishtar y Shamash. Estos eran simbolizados por una medialuna con dos estrellas encima. Más tarde la medialuna con las tres estrellas encima se convirtió en un símbolo mayor en los textos mágicos y místicos árabes, aludiendo a su conexión con las antiguas escuelas de los misterios de los sabianos.
Los magos caldeos y muchos sabianos fueron así sacerdotes de la Diosa Ishtar, uno de los más antiguos nombres de la deidad simbolizando el lado femenino y generativo de la naturaleza. Ishtar es la Diosa del Amor y Sus misterios reflejan esto. Los ritos caldeos fueron mantenido en torres conocidas como Zigurat - un tipo de pirámide escalonada. En lo alto del zigurat había una capilla que estaba orientada para alinearse con ciertas configuraciones astronómicas. Servicios religiosos comunes fueron mantenidos en la parte baja del zigurat, pero sólo los sacerdotes iniciados subían arriba.
La cima de la capilla no tenía estatuas o ídolos, y ninguna era permitida. Esta capilla era el sanctasantórum, donde sagrados y secretos ritos eran llevados a cabo. Herodoto nos dice que en esta capilla había un altar de oro. La única permitida a permanecer allí por la noche era una doncella, elegida por el Dios de toda la nación. Ella era elegida para acometer la hierogamos o matrimonio sagrado (matrimonio con la Divinidad). Este matrimonio sagrado concluía con un celibato de un año de duración. Era acompañado por una sacramental cena festiva compartida por el rey y la totalidad de la población de la ciudad, que estaban unidos en plegaria y compartida comunión.
La antigua fe caldea y la magia estelar fueron así difundidas en el Oriente Medio donde el renombrado historiados islámico Abul Hasan Ali Ibn Husain Ibn Ali Al-Mas'audi (d. 957) menciona siete templos planetarios. Uno de aquellos templos es la famosa Ka'aba en la Meca. Otros estaban en San'a en Yemen, en la India, en la China y tres en Isfahan y Khorsan. Al-Mas'audi dice que estos estaban modelados para llevar una geometría planetaria. El templo de Saturno era hexagonal, el templo de Júpiter era triangular, el templo de Marte era rectangular, el templo del Sol era un cuadrado, el templo de Venus  era un triángulo dentro de un cuadrado y el templo de Mercurio era un triángulo dentro de un rectángulo. El cuadrado formado dentro de un cubo se correspondería a la forma de la Ka'aba, el templo sabiano del Sol.
Las prácticas islámicas y judías de oración también compartían reverencia y postración hacia los rituales sabianos. Los tiempos islámicos para la oración se corresponden con los tres periodos sabianos, con dos adicionales más. Como los sabianos, las plegarias islámicas involucran abluciones, declaración de intención y llamada a la oración. Como los sabianos, los musulmanes también ayunan 30 días al año, basándose en la Luna.
Ya mencionamos que los sabianos reconocían a Hermes como uno de sus profetas y que traducían muchos de sus textos al árabe.
Uno de tales sabianos importantes fue Thabit ibn Qurra, que nació el 835 D.C., y murió el 901 D.C. Fue de Harrán a Bagdad, donde ganó los favores del califa. Escribió y tradujo cerca de ciento cincuenta trabajos en árabe y dieciséis en sirio. Tradujo tales títulos como el comentario de Proclo sobre el Aurea Carmina de Pitágoras y textos pertenecientes a  Aristóteles, así como otros importantes textos herméticos. También prestó atención a la astrología y escribió un comentario sobre el Libro de Hermes, un tratado sobre el significado
críptico o eficacia mágica de las letras del alfabeto. Muchos otros importantes sabianos fueron responsables de la traducción de textos ocultos y herméticos al árabe, algunos de los cuales fueron después traducidos al latín, así como muchos otros esperan ser traducidos. Al cabo de unos Cien años después aproximadamente, surgió una interpretación intolerante y puritana del Islam. Los sabianos fueron forzados a huir y sus escritos fueron absorbidos por la Hermandad de la Pureza o Ikhwan Al-Sifah.
El ciclo de la transmisión oculta llegó a su punto máximo durante este periodo y llegó a su fin alrededor del siglo 13 D.C. Ahmed Al-Boni, el famoso ocultista árabe medieval, menciona una
exploración bajo la gran pirámide donde descubrió 300 octavillas ocultadas por los griegos de los primeros tiempos. Afirmó haber incorporado sus enseñanzas en sus libros, e hizo referencias regulares a Aristóteles, Platón y Hermes. Traducciones similares de esta era
dorada incluyen la Tabla Esmeralda (Tabula Smaragdina), atribuida a Hermes Trimegisto, y el escrito alquímico de Jabir Ibn Hayyan. Está también el Libro de las Imágenes por el Pseudo-Ptolomeo, el Picatrix,
la Turba Filosoforum, la Flor de Oro, el Liber De Compositione Alchemiae, y el Libro de la Luna.
Esta transmisión intelectual y oral continuó con el trabajo más temprano de la Hermandad de la Pureza, los Ismaelíes, los Asesinos y las escuelas emanacionistas neoplatónicas de Sharawardi e Ibn Arabi.
Es evidente en la formulación matemática de los árabes que fueron transformados en los "Nombres Bárbaros" en la tradición occidental. Hay otros enlaces, tales como el Hombre Verde, que aparece en la antigua tradición árabe como al-Khudur (el Verde). La astrología de los caldeos y los antiguos griegos vive en el trabajo de los astrólogos árabes tales como Al-Biruni y Abu Ma'asher y los posteriores astrólogos de la Europa medieval. La Geomancia, el antiguo método de adivinación atribuido a Enoch, fue transmitido por los árabes a
europeos tales como Agrippa.
Estas antiguas tradiciones ocultas existen, preservadas en las siguientes tres lenguas: antiguo Otomano, Árabe y Persa medieval. Estas contienen la sabiduría reunida desde los Sabianos, Hermetistas y Judíos, entremezclada con el Islam místico y el Cristianismo Gnóstico. En el mismo momento que la contribución árabe disminuyó, presenciamos la continuidad de la tradición en Europa durante el Renacimiento y de ahí a los tiempos modernos.
Este vasto depósito de antigua sabiduría no está fácilmente disponible para los buscadores occidentales. En la moderna Nueva Era y en los libros de Ocultismo, hay una desconexión de muchos de los más antiguos aspectos de la tradición, que permanecen en gran medida no traducidos del Árabe, Otomano y Persa. Aunque muchos de aquellos modernos libros hablan sobre antiguas escuelas de los misterios, o la conexión con la antigüedad, mucho de los últimos cincuenta años de desarrollo en el ocultismo occidental, no ha estado enraizado en las antiguas tradiciones de los sabianos y caldeos, debido a la falta de acceso a las fuentes originales. Esta desconexión no es tan mala cuando proviene de los escritos del antiguo Egipto o Grecia, donde la investigación arqueológica e histórica ha descubierto una cantidad substancial de información. Este es el por qué muchas modernas escuelas ocultistas, mezclen la tradición oculta judía con la egipcia, y con algunas adaptaciones menores de los griegos. 

lunes, 25 de marzo de 2013

Luciferismo




El luciferismo no es la magia diabólica contra la cual las iglesias oponen sin cesar el principio del
Bien. Es una ciencia auténtica para la reconquista de los poderes perdidos, un verdadero saber que
permite al hombre transgredir las leyes del tiempo para llegar a ser él «igual de los dioses».
Según la enseñanza luciferina, toda forma es divinidad. Algunos han caído, esto explica la naturaleza dividida del hombre que ya no recuerda sus orígenes. Existe, por tanto, una enseñanza destinada a despertar la memoria humana para recordarle su naturaleza gloriosa. Esta ciencia fue llamada «luciferina» porque sus propagadores se encarnaron, según la tradición cabalística, para aportar el fuego del Saber a los hombres. Ellos fueron los «portadores de la luz» (en conformidad con la etimología latina de la palabra «Lucifer», formada de lux: luz, y ferré: llevar).
A finales del siglo xv, el reverendo Kirk, adepto de las ciencias «diabólicas», hizo suya esta concepción de retorno a la divinidad. Sus encuentros con los «portadores del rayo» tenían lugar en la «Colina de las Hadas», cerca de Aberfovie, junto a la lauda escocesa. Su muerte enigmática presenta las características de todos los destinos luciferinos, corresponde al instante.
El rayo es portador de ácido nítrico, fertilizante, lo que explica científicamente el aspecto benéfico con que es ensoñado en muchas de las creencias. Para los indios, fue la primera voz que habló al mundo, la manifestación del espíritu.
particular en que el adepto se enfrenta a su última prueba terrestre: debe cambiar de dimensión y esto por el ritual que permitirá su nueva mutación.
Lo mismo ocurrió con Isabel Gowdie, discípula de Lucifer, quemada viva tras denunciarse a sí misma. También para ella la muerte voluntaria, escogida y querida, le permitía participar en el último ritual del fuego. Subió a la pira, indiferente a los gritos enloquecidos que llenaban la plaza, el espíritu entregado al terrible rito que debía permitir su transformación.
El destino trágico de los adeptos de Lucifer hace de esta ciencia mágica un instrumento terrible, donde la muerte envuelve el corazón de los rituales, donde las leyes humanas son abatidas sin cesar, donde el hombre no es más que un objeto experimental en manos de aquellos que poseen los poderes. En apariencia al menos, pues no hay que confundir la brujería y su séquito de encantamientos y curaciones, con esta ciencia fabulosa que prevé la rehabilitación del hombre sobre un plano divino.
Así Lucifer es visto como un dios civilizador, incluso, como en el Zaratustra de Nietzsche, su bondad resulta terrible a los ojos de los hombres que explican el mundo a partir de valores diferentes.
La ciencia luciferina se remonta a la noche de los tiempos; existía incluso antes de que apareciesen las nociones del Bien y del Mal; es, pues, a veces, difícil descubrirla a través de sus acciones, porque ellas no corresponden a las normas morales de nuestra civilización construida sobre dos milenios de filosofía cristiana.
Para Eliphas Levi, «el Lucifer de la cábala no es un ángel maldito y tenebroso, es el ángel que ilumina y regenera abrasando; él es a los ángeles de la paz lo que el cometa a las apacibles estrellas de las constelaciones de la primavera» (2).
Esta nueva concepción de Lucifer, ángel de luz, fue puesta en vigor por los románticos del siglo XIX, seducidos por la maldición que pesaba sobre el «antiguo aniquilador». No era muy seria esta rehabilitación literaria, cuyo único propósito fue el efecto estético, la búsqueda de una emoción inhabitual.
No ocurrió lo mismo con algunos cenáculos de alta magia, donde la práctica secreta nunca fue rota por las antiguas de la magia roja, basadas sobre una estructura ritual inmutable: el rito de las tres S: el sexo, la sangre y el soplo (hálito). Ya el Antiguo Testamento afirmaba: «El alma de la carne está en la sangre» (Levítico).

Autor: Jean-Paul Bourre

miércoles, 20 de marzo de 2013

El pacto de Fausto





Yo, el doctor Johann Fausto, soy experto en las artes libres. Desde muy temprano, he leído muchos libros. Durante mis estudios, me encontré con un libro que contenía muchas de estas cosas referentes a la invocación de los espíritus. la primera vez  tuve mis dudas, pero me gustó la idea de poner a prueba las prácticas que he leído en el libro, porque me gustó la idea de los resultados que tales prácticas conllevan.
Sin embargo, tan pronto como empecé a practicar, las cosas sucedieron exactamente como el libro ha dicho: un espíritu muy poderoso (Astaroth) se paró frente a mí. Exigió  que yo le dijera por qué lo había llamado. Rápidamente  decidió que debía estar operativo una segunda ayuda para mí en muchas situaciones y deseos que yo tenía, como condición, el espíritu exigió que tenía que hacer un tratado con él al principio. Al principio yo tenía poco inclinación a hacerlo.
............. yo no estaba en condiciones de resistir y tuve que seguir lo que el espíritu me preguntó .
Rapidamente elaboró un acuerdo que dice que el espíritu tenía que servirme  un tiempo determinado y una cantidad de años.

Después de que esto hubiera pasado, este espíritu me presentó a Mochiel  a quén él mandó que me sirviera. yo le pregunté a  Mochiel qué tan rápido  era, y me contestó que él era tan rápido como el viento. Mi respuesta fue que no me servia y que debía regresar al lugar donde había venido. Luego de eso, Aniguel llegó. Él respondió a mi pregunta de que era tan rápido como un pájaro en el aire. "Todavía eres demasiado lento, vete!" yo respondi. Inmediatamente después de esto el tercer espíritu se paró frente a mí. Su nombre era Aziel. Le pregunté qué tan rápido era él. Me respondió que era tan rápido como el pensamiento humano. "Bien por ti", le respondí, "Yo quiero tenerte! "Con estas palabras, lo acepté. Este espíritu me ha servido mucho tiempo, ya se ha escrito sobre esto extensamente.


Muchos ya conocen la historia de Fausto, por lo cual no es necesario que me extienda mucho más.
Creo que la fascinación sobre esta historia está en su eje central, el "pacto con los espiritus", aprovechar los años venideros con la ejecucion de los deseos a cambio de prestar servivios en el más allá al espiritu con el que se haya realizado un pacto.
Son historias medievales, con un gran componente religioso judeocristiano pero eso no quita que aún sigan pululando historias oscuras dentro de los circulos mágicos sobre pactos con demonios y de alli el gran poder de muchos magos.
Algunos dirán que ellos son magos negros, brujos encabronados, pero lejos estamos de saber a ciencia cierta si es asi o no, porque lo unico que he visto como magia negra, es la gran oscuridad que reside dentro del alma humana, y al no querer hacernos cargo de nuestros actos y de nuestra codicia, echamos la culpa de nuestras desgracias a los demonios, cuando muchas veces olvidamos- talvés intencionalmente- que la naturaleza de los demonios es amoral y que no tiene nada que ver con nuestras ideas de moralidad.
Somos nosotros los que demonizamos a los espiritus, somos nosotros los que le ponemos cara de anciano benevolente a Dios, somos nosotros los que les ponemos alas celestiales a los que llamamos angeles, somos nosotros los que humanizamos y desnaturalizamos todo lo que llega a nuestras manos, debido a nuestra ignorancia e incomprensión de los mundos espirituales.
La tentacion esta siempre al alcance de la mano, pero no es la tentación del demonio como nos hecho creer durante siglos los clerigos religiosos, sino que nuestra naturaleza humana se torna peligrosa cuando de codicia y poder se trata. El demonio siempre ha sido el chivo expiatorio, la excusa perfecta, porque se asumieramos que somos "muy poderosos" y nos hubiesen enseñado a desarrollar nuestro potencial magico todos podrian hacer uso y abuso de su libre albedrio absoluto.
Nos arrebataron de las manos nuestro poder magico para obrar de acuerdo a nuestro voluntad divina, y pusieron el foco de la atencion sobre los demonios, diciendonos: "Aquello es malo, aquello es perverso, aquello es obra del demonio". Nos cortaron las manos.
Podriamos haber decidido por nosotros mismos si nos hubiesen instruido de manera responsable, entonces desde hace mucho tiempo habriamos dicho: "Al demonio con el demonio".
Somos muy poderosos como para que estas entidades esten al vuelo de ver con quienes pueden crear pactos. De todas maneras nunca hay que olvidar que pese a nuestra triste ignorancia, aún así, los espiritus estan obligados a obedecer cuando un mag@ los convoca desde su centro divino.
Podria decir que el personaje de fausto pecó por ignorante, pero eso no es verdad, lo condenó su codicia...........

Naty.

martes, 19 de marzo de 2013

Lucifer




«También yo recorro las naciones a la búsqueda del conocimiento, aquel que está ligado a
una piedra caída de la corona de Lucifer... Si estuviera ante la piedra del diablo, si la tocara, si
viera cómo la iluminan dulcemente los astros que persiguen inexorablemente en el cielo el camino
que Dios les ha trazado, entonces, evocaría el Grial, esta piedra caída también de la corona de
Lucifer y que Parsifal conquistó. No dejaría de evocar, igualmente, el recuerdo de Lohengrin, men-
sajero del Grial, que algunos llaman Elías, el "portador de la luz",»
OTTO RAHN

domingo, 17 de marzo de 2013

Laberintos de Zin





Los sueños son la llave al Inconsciente y la magia onírica es una de las más importantes técnicas en la exploración de los reinos del Necronomicon, lo que especialmente se refiere a los Laberintos de Zin, el lugar localizado en las Tierras Oníricas Lovecraftianas, más allá del mundo de vigilia. Es a través de los sueños que podemos oír “la llamada de Cthulhu”. Clarividentes individuales reciben este “mensaje” como una voz misteriosa, hablada de una forma monótona, enigmática y aparentemente sin sentido.
Junto con la comunicación, una persona durmiente puede experimentar visiones de templos fangosos y negras ciudades ciclópeas. Un trabajo consciente con este tipo de sueños permite una clara comunicación con los Grandes Antiguos que existen en el borde entre los mundos onírico y de vigilia,entre los espacios.
Los Laberintos de Zin son una parte del reino Lovecraftiano de las Tierras Oníricas, existentes en algún
lugar sobre los planos astrales. Su localización real no es clara, sin embargo. Se supone que constituyen una enorme red de cámaras y corredores de forma laberíntica bajo el vasto reino de las Tierras Oníricas, extendiéndose a través de todo el mundo onírico. En un sentido esotérico son identificados con los Túneles de Set, los veintidós senderos que conectan las once esferas qlifóticas sobre el lado oscuro
del Árbol Qabalístico. Estas partes son reflejos en la consciencia humana de las zonas de poder de la consciencia cósmica y se corresponden con los senderos sobre el lado brillante del Árbol de la Vida. Todos ellos transmiten las influencias de las zonas de poder macrocósmicas a sus correspondientes centros nerviosos (chakras) en el organismo humano (microcosmos). Los Laberintos de Zin tienen una extraña geometría - la estructura que se extiende en todas las direcciones hasta que los vínculos con el Infinito son encontrados y atravesados. Sus portales conducen a cualquier dimensión dentro tanto del mundo de vigilia como del onírico: a Ningún lugar, a Nunca y Afuera; a todo lo que existe más allá de las leyes del Tiempo y el Espacio.
Debajo de los Laberintos se extiende la ciudad negra y ciclópea de R’lyeh, donde el Señor de los Sueños, Cthulhu, yace “no muerto sino durmiendo”. Él es la Voz del Inconsciente, el oscuro impulso oculto en las profundidades de la psique. En los Mitos de Cthulhu él yace durmiente en las profundidades telúricas, en el vasto océano de lo Inconsciente, pero despertará y se elevará. El fuego del conocimiento estelar arderá de nuevo y la humanidad se convertirá en una con su potencial extraterrestre.
Hay varias formas de entrar a los Laberintos. Su principal entrada está marcada por una torre negra, conocida en la Gnosis del Necronomicon como Koth. La Torre de Koth transmite mensajes de los Grandes Antiguos dentro de las visiones oníricas de los humanos. Se yergue en centinela en los Túneles de Set. Aquí todas las dimensiones del Tiempo y el Espacio se encuentran y puedes mirar dentro del Infinito a través del Ojo del Caos. La Torre de Koth también es llamada el Vacío o el Agujero.

Logia Magan
 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India