miércoles, 20 de marzo de 2013

El pacto de Fausto





Yo, el doctor Johann Fausto, soy experto en las artes libres. Desde muy temprano, he leído muchos libros. Durante mis estudios, me encontré con un libro que contenía muchas de estas cosas referentes a la invocación de los espíritus. la primera vez  tuve mis dudas, pero me gustó la idea de poner a prueba las prácticas que he leído en el libro, porque me gustó la idea de los resultados que tales prácticas conllevan.
Sin embargo, tan pronto como empecé a practicar, las cosas sucedieron exactamente como el libro ha dicho: un espíritu muy poderoso (Astaroth) se paró frente a mí. Exigió  que yo le dijera por qué lo había llamado. Rápidamente  decidió que debía estar operativo una segunda ayuda para mí en muchas situaciones y deseos que yo tenía, como condición, el espíritu exigió que tenía que hacer un tratado con él al principio. Al principio yo tenía poco inclinación a hacerlo.
............. yo no estaba en condiciones de resistir y tuve que seguir lo que el espíritu me preguntó .
Rapidamente elaboró un acuerdo que dice que el espíritu tenía que servirme  un tiempo determinado y una cantidad de años.

Después de que esto hubiera pasado, este espíritu me presentó a Mochiel  a quén él mandó que me sirviera. yo le pregunté a  Mochiel qué tan rápido  era, y me contestó que él era tan rápido como el viento. Mi respuesta fue que no me servia y que debía regresar al lugar donde había venido. Luego de eso, Aniguel llegó. Él respondió a mi pregunta de que era tan rápido como un pájaro en el aire. "Todavía eres demasiado lento, vete!" yo respondi. Inmediatamente después de esto el tercer espíritu se paró frente a mí. Su nombre era Aziel. Le pregunté qué tan rápido era él. Me respondió que era tan rápido como el pensamiento humano. "Bien por ti", le respondí, "Yo quiero tenerte! "Con estas palabras, lo acepté. Este espíritu me ha servido mucho tiempo, ya se ha escrito sobre esto extensamente.


Muchos ya conocen la historia de Fausto, por lo cual no es necesario que me extienda mucho más.
Creo que la fascinación sobre esta historia está en su eje central, el "pacto con los espiritus", aprovechar los años venideros con la ejecucion de los deseos a cambio de prestar servivios en el más allá al espiritu con el que se haya realizado un pacto.
Son historias medievales, con un gran componente religioso judeocristiano pero eso no quita que aún sigan pululando historias oscuras dentro de los circulos mágicos sobre pactos con demonios y de alli el gran poder de muchos magos.
Algunos dirán que ellos son magos negros, brujos encabronados, pero lejos estamos de saber a ciencia cierta si es asi o no, porque lo unico que he visto como magia negra, es la gran oscuridad que reside dentro del alma humana, y al no querer hacernos cargo de nuestros actos y de nuestra codicia, echamos la culpa de nuestras desgracias a los demonios, cuando muchas veces olvidamos- talvés intencionalmente- que la naturaleza de los demonios es amoral y que no tiene nada que ver con nuestras ideas de moralidad.
Somos nosotros los que demonizamos a los espiritus, somos nosotros los que le ponemos cara de anciano benevolente a Dios, somos nosotros los que les ponemos alas celestiales a los que llamamos angeles, somos nosotros los que humanizamos y desnaturalizamos todo lo que llega a nuestras manos, debido a nuestra ignorancia e incomprensión de los mundos espirituales.
La tentacion esta siempre al alcance de la mano, pero no es la tentación del demonio como nos hecho creer durante siglos los clerigos religiosos, sino que nuestra naturaleza humana se torna peligrosa cuando de codicia y poder se trata. El demonio siempre ha sido el chivo expiatorio, la excusa perfecta, porque se asumieramos que somos "muy poderosos" y nos hubiesen enseñado a desarrollar nuestro potencial magico todos podrian hacer uso y abuso de su libre albedrio absoluto.
Nos arrebataron de las manos nuestro poder magico para obrar de acuerdo a nuestro voluntad divina, y pusieron el foco de la atencion sobre los demonios, diciendonos: "Aquello es malo, aquello es perverso, aquello es obra del demonio". Nos cortaron las manos.
Podriamos haber decidido por nosotros mismos si nos hubiesen instruido de manera responsable, entonces desde hace mucho tiempo habriamos dicho: "Al demonio con el demonio".
Somos muy poderosos como para que estas entidades esten al vuelo de ver con quienes pueden crear pactos. De todas maneras nunca hay que olvidar que pese a nuestra triste ignorancia, aún así, los espiritus estan obligados a obedecer cuando un mag@ los convoca desde su centro divino.
Podria decir que el personaje de fausto pecó por ignorante, pero eso no es verdad, lo condenó su codicia...........

Naty.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India