miércoles, 6 de febrero de 2013

LOS ESPIRITUS Y LOS CONJUROS



Los espíritus son las inteligencias secundarias o creadas.
Son de tres tipos, los fijos, los errantes y los mixtos.
Los fijos son espíritus puros liberados de las leyes que rigen la materia.
Los errantes son los que flotan en la luz astral.
Los mixtos son los errantes que trabajan y llegan a fijarse en parte.
Entre los fijos se puede distinguir los muy puros, los más puros y los puros.
Entre los mixtos: los dominantes, los militantes y los dominados.
Entre los errantes: los conductores, los inconstantes y los animados.
Los fijos son los ángeles.
Los mixto» son los hombres inteligentes.
Los errantes son los hombres brutos.
Los espíritus se atraen y se rigen jerárquicamente unos a los otros.
Ellos se unen por cadenas y círculos. Entrar en un círculo es jurar con los espíritus del círculo.
Conjurando los espíritus superiores no se los atrae hacia sí, uno se eleva hacia ellos.
La conjura por evocaciones no puede ejercerse más que hacia los espíritus inferiores.
Para conjurar los espíritus superiores es necesario darse a ellos, para conjurar por evocación a los espíritus inferiores, es necesario constreñirlo. A darse a nosotros.
Se evoca a los espíritus superiores haciendo les sacrificios o más bien se los compromete de esa manera a evocamos.
Se evoca a los espíritus inferiores adulando sus avideces o sus atractivos.
Las palabras no son más que formulas que sirven para fijar la voluntad.
Los espíritus inferiores al hombre son los elementales y los errantes de último orden.
\ellos, los antiguos teúrgos los llamaban demonios.
Estos demonios son mortales y procuran vivir a nuestras expensas, buscan las efusiones espermáticas y sanguíneas, el vapor de la carne y temen la punta y el filo de las espadas.
La jerarquía de los espíritus es infinita. Rila comienza en Dios quien en nada tiene comienzo- es decir que ella no comienza.
Los astros tienen almas astrales, los soles almas solares y los universos son regidos por los Elohim vivientes, los dioses que están en Dios.
La vida de los espíritus es una continua ascención y mutación, ellos suben y descienden por la gran escala simbólica de Jacob.
Los ángeles, gobernantes espirituales de los astros, se elevan al gobierno de los soles y son reemplazados por el jefe de las almas.
Los jefes de las almas son los reyes sucesivos de la humanidad.
El jefe de las almas de la tierra lleva el nombre de Métatron Sarpanim, que significa
príncipe de las luces.
El jefe de las almas no mucre, se eleva vivo al rielo. Enoch fue, en tiempos posteriores a la creación de Moisés, el primero elevado al rango de Métatron Sarpanim.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India