miércoles, 31 de octubre de 2012

Musica chamanica

Recomendado de esta semana:

Phil Thornton - Animal Guides (Shaman).

domingo, 21 de octubre de 2012

LUZ ASTRAL




Es la luz sideral de Paracelso y de otros filósofos herméticos. Físicamente es el éter de la ciencia moderna; y metafísicamente, en su espiritual y oculto sentido, es algo más de lo que comúnmente se entiende por éter. La física y alquimia ocultas demuestran que sus ilimitadas ondulaciones abarcan, no sólo “la esperanza y potencia detoda cualidad de vida”, según afirma Tyndall, sino también la actualización de la potencia de cada una de las cualidades del espíritu. Los alquimistas y herméticos creen que el éter astral o sideral, con las propiedades del azufre y las magnesias blanca y roja o magnes, es, tanto espiritual como materialmente, el Anima mundi, el laboratorio de la Naturaleza y del Cosmos. El “Gran Magisterio” se manifiesta por sí mismo en los fenómenos del hipnotismo, en la levitación del hombre y de objetos inertes, y puede llamarse éter en el aspecto espiritual.
La denominación astral es antigua, y ya la usaban algunos neoplatónicos. Porfirio dice que el cuerpo celestial está siempre unido al alma y es “inmoral, luminoso y semejante a una estrella”. La raíz de la palabra astral es tal vez la voz escita aist-aer (estrella) o la asiria istar, que significa lo mismo. Como los rosacruces consideraban lo real directamente opuesto a lo aparente y enseñaban que la luz para la materia era obscuridad para el espíritu, decían que éste moraba en el océano astral de invisible fuego que rodea al mundo y pretendían haber descubierto el origen del también invisible espíritu divino, que desde el trono del invisible y desconocido Dios cobija a todo hombre y equivocadamente se le llama alma. Como la Causa primera es
invisible e imponderable, únicamente podían los alquimistas probar sus afirmaciones por los efectos que, dimanantes del universo invisible, se manifiestan en el mundo físico. Demuestran los alquimistas que la luz astral penetra la totalidad del Cosmos y late hasta en la más ínfima partícula de roca, diciendo que la chispa del
pedernal es el perturbado espíritu de esta piedra, que, al tiempo de brotar, desaparece inmediatamente en las regiones de lo desconocido.
Paracelso la llamaba luz sideral y consideraba los astros (incluso nuestra tierra) como porciones condensadas de luz astral, “caídas en la generación y en la materia”., pero cuyas emanaciones magnéticas o espirituales conservaban incesante comunicación con el origen patrio de la luz astral. A este propósito dice: “Los astros nos atraen hacia ellos; y nosotros los atraemos hacia nosotros. Madera es el cuerpo y fuego la vida que, como la luz, viene de las estrellas y los cielos. La magia es la filosofía de la alquimia” (37). Todo lo del mundo espiritual, ha de llegarnos a través de las estrellas, y si estamos en armonía con ellas, obtendremos inmensos efectos mágicos.
“Así como el fuego pasa a través de una estufa de hierro, así también los astros pasan a través del hombre y le comunican sus propiedades, del mismo modo que la lluvia fertiliza la tierra en que penetra. Los astros rodean a la tierra, como el cascarón al huevo. A través del cascarón pasa el aire y penetra hasta el centro del mundo”. El cuerpo humano, lo mismo que la tierra, los planetas y las estrellas, está sujeto a la doble ley de atracción y repulsión y saturado del influjo doblemente magnético de la luz astral. Todo es doble en la naturaleza: el magnetismo es positivo y negativo, activo y pasivo, masculino y femenino. La noche descansa al hombre de la actividad del día y restablece el equilibrio, tanto de la naturaleza humana como de la cósmica.
Cuando el hipnotizador aprenda el secreto de polarizar la acción y dar a su fluido fuerza bisexual, será el mayor de los magos vivientes. Así, pues, la luz astral es andrógina porque el equilibrio resulta de dos fuerzas que eternamente actúan una sobre otra. El resultado de esta acción es la VIDA. Cuando las dos fuerzas se gastan y permanecen largo tiempo inactivas, equilibrándose una con otra en reposo completo, sobreviene la condición de MUERTE. Un ser humano puede expirar aliento caliente o frío, e inspirar aire frío o caliente. Todo niño sabe cómo regular la temperatura de su aliento; pero ningún fisiólogo ha explicado satisfactoriamente la manera de protegerse uno mismo del aire frío o caliente. La luz astral, principal agente de magia, puede únicamente descubrirnos los secretos de la naturaleza. La luz astral es idéntica al akâsa indo.



Isis sin Velo

lunes, 15 de octubre de 2012

Magia del Caos: Austin Osman Spare



Mago y pintor, conocido principalmente por su sistema de sigilos y telesmatas, creó un profundo sistema de misticismo brujeril basado en lo que denominó como el Zos y el Kia.
Con su Arte se adelantó en varías décadas al movimiento Surrealista y con su Teurgia Autotélica y Resurgimiento Atávico superó con creces la por entonces aún naciente psicología Freudíana en la comprensión de los mecanismos inconscientes.
Hoy en día sus libros y obras de Arte son una fuente de inspiración y conocimiento inapreciable para los magos y brujos modernos.
El Zos Kia, tal como fue definido por AOS, es por un lado el culto al cuerpo como totalidad, o Zos. Este cuerpo total incluye tanto los aspectos físicos del cuerpo como los mentales (es decir, la mente en sí misma). Y por otro lado es un culto al Kia, nombre que AOS elige arbitrariamente para definir al "Yo Atmosférico", aquello que es "ni una cosa-ni otra"; o como también decía AOS: " la absoluta libertad que
al ser libre es suficientemente poderosa para ser realidad". Zos es el aspecto activo, aquello que también puede ser llamado la voluntad; Kia es el aspecto pasivo, la imaginación, donde todas las posibilidades residen.
La Nueva Sexualidad es el encuentro de Zos con Kia, encuentro que se manifiesta en la Postura de la Muerte; estado de suprema unión en el cual todas las dualidades son trascendidas. Trascendidas no por la unión de éstas, sino por su negación, por el vacío.

lunes, 8 de octubre de 2012

Arbol de la Vida



Lo que yace detrás de Los Tres Velos del Absoluto, es el Absoluto ESO: aquello que hemos simbolizado con la Diosa Nuit, en virtud de que las palabras ni siquiera pueden aproximarse a lo que "Eso" es.
Sin embargo, Nuit se va manifestando gradualmente a través de estos Tres Velos, y eventualmente aparece como el Universo conocido. La primera manifestación aparece como un punto en el espacio, que está simbolizado por el primer Sefirá del Árbol de la Vida. La primera Esfera es la más alta del Árbol, y su nombre es Kether, que significa la Corona. Es la número Uno de la serie, es pura luz blanca y la fuente primaria de todo lo que se encuentra dentro del universo manifestado. Como tal posee muchas de las cualidades del Dios Hadit; ¿comienzas a ver ahora cómo este sencillo diagrama contiene todo nuestro aprendizaje mágico?
Ahora imagina que la fuerza así creada se expande hacia fuera, para formar todas las cosas. Nuit se ha dividido a sí misma para crear a Hadit, y el juego entre ambos crea lo que los antiguos taoístas llamaron el Ying-Yang, es decir, las energías masculina y femenina primarias. Éstas a su vez forman a las dos esferas siguientes. El Sefirá número dos se llama Chokmah, o Sabiduría.
Mientras Hadit danza con Nuit en su eterno Amor cósmico, hace su aparición el concepto de Dualidad. Si al comienzo hay "Ninguno", luego hay "Ninguno" y Uno, e inmediatamente tenemos el concepto de que hay ahora dos cosas. Mientras que Kether es un punto de luz, Chokmah es una Línea radiante, la conexión entre dos cosas que han quedado separadas, y también la dirección del movimiento entre ambas. Chokmah es la primera Sabiduría, el primer signo del deseo de Hadit por realizar su Voluntad. Pero como no tiene el brillo puro de Kether, el color de Chokmah se ha vuelto gris.
El tercer Sefirá se llama Binah, que significa Comprensión. Al comienzo la Voluntad se vuelve real, a medida que la energía Yang se va manifestando en el universo; y simultáneamente el Yin o energía básica femenina, debe equilibrarse con él. Ya que todas las cosas provienen de la división bipartita (Nuit y Hadit) de la Nada, todas las energías deben quedar balanceadas. La pura energía positiva debe tener un equivalente de energía negativa, y de hecho cada una contiene las semillas de su complemento. A medida que surge la Voluntad, la Comprensión crece para revelarla.
Mientras que Kether es simbolizada por un punto y Chokmah por una línea, Binah se simbliza con un triángulo, la figura geométrica más simple. Chokmah es mencionado a menudo como el Gran Padre de Todo, así que Binah es la Gran Madre. En Chokmah encontramos la fuerza divina de Thérion, la fuerza primaria de la Voluntad; y en Binah, encontramos a Nuestra Señora Bábalon, quien lo recibe a Él, quien recibe todas las impresiones y deseos. Y como ella absorbe también toda la luz, su color es el negro.
De la interacción de estas energías surgen los Sefiroth inferiores. No tenemos ya la pureza de Nuit y Hadit, de Thérion y de Bábalon; sus niños son una combinación del Ying y el Yang puros. Todo lo que surge de ellos son productos híbridos, cruzamientos que han perdido las cualidades esenciales de sus padres. De modo que en esta parte del Árbol tenemos otro velo, que separa las tres Esferas superiores de las Esferas inferiores. Este velo es el Velo del Abismo, un enorme abismo que separa lo más alto de lo más bajo.
Pienso que en este punto debería pedirte que hagas una pausa, quizá para releer los párrafos anteriores y dedicarle algún tiempo a meditar sobres esas ideas. Para seguir hacia abajo por el Árbol es imprescindible que hayas comprendido bien lo que se ha dicho antes. Estas tres Esferas superiores, llamadas Los Supremos, son las fuerzas básicas que dan origen a las demás. Como dice Lao Tzé en el Tao Te King: "El Tao formó el Uno. El Uno exhaló al Dos. Los Dos fueron padres del Tres. Los Tres fueron padres de todas las cosas. Todas las cosas pasaron de la Oscuridad a la Manifestación, armoniosamente inspiradas por el Aliento del Vacío."
Bien, volvamos al Árbol. Exactamente cruzando el Velo del Abismo hay un misterioso Sefirá "invisible" llamado Da'ath, que significa Conocimiento. Esta Esfera no es la número Cuatro, como podrías pensar. Es la número Once. Incluso en muchos diagramas del Árbol de la Vida, directamente se la excluye. Da'ath es conocimiento, lógica, procesos mentales. Es la primera manifestación de la dualidad, en el sentido de que es la primera criatura mezclada de los Supremos. En la sociedad moderna en que vivimos, a muchos se nos ha enseñado que el conocimiento es un fin en sí mismo, pero debes recordar que Conocimiento no es lo mismo que Comprensión, o que Sabiduría. Sabiduría es la capacidad de determinar el curso correcto de acción, y también de realizar esa acción. Comprensión es la capacidad para entender las acciones de los demás, y para relacionarse con esas acciones. Pero Conocimiento es percepción sin emoción, comprensión sin acción, el pensamiento aislado de sus raíces más profundas. Es la falsa corona del Ego, que intenta ocultarnos a Kether, la verdadera Corona de la Voluntad.
Es un niño confundido que sabe que está perdido pero no tiene Comprensión del camino de vuelta a casa, o carece de la Sabiduría para dedicarse a buscar el camino.
A Da'ath no se le atribuye ningún Dios; en cambio, es el hogar del demonio Choronzón, el demonio que miente, argumenta, debate, confunde a los aspirantes y al final los destroza. A diferencia de otras Esferas del Árbol, a Da'ath no se le atribuye ningún color; es una Esfera tan llena de confusión que no puede tener ninguna atribución. Supongo que esto podría simbolizarse con el espectro luminoso, la pura luz de Kether dividida en sus componentes individuales por el poder del Conocimiento. El legendario Puente del Arco Iris de la mitología nórdica, que conecta el mundo material con el divino, es un símbolo obvio de Da'ath.
La forma en que he descrito a Da'ath puede hacerla parecer un poquito "maligna", pero ¡¡¡¡¡ten cuidado de pensar semejante cosa!!!!! Ningún Sefirá puede ser bueno o malo en sí mismo; todos son simples fuerzas universales, y como tales completamente importantes y necesarias, sin valor moral. Pero así como es una fuente de confusión, Da'ath es también el puente hacia la tríada Suprema; es a través de Da'ath como las energías Supremas fluyen hacia los Sefiroth de abajo.
Nosotros, como magos thelémicos, somos gnósticos, ¡y gnosis significa Conocimiento! Sólo a través del conocimiento podemos llegar hasta los Supremos.
Este es un sagrado y gran secreto de la magick: la energía con la que trabajamos proviene del Caos. Sólo dirigiéndolo con nuestra Verdadera Voluntad podemos ordenarlo para formar los patrones que necesitamos. Sin Comprensión y Sabiduría, nuestra magick siempre terminará en confusión. Da'ath es el único Sefirá sin senderos que lo conecten al resto del Árbol. Somos los magos quienes debemos crearlos, en nuestro interior.
La cuarta Esfera del Árbol de la Vida yace a mano derecha del Pilar, debajo de Chokmah, y se llama Chesed, que significa Misericordia. En Chesed vemos la primera formulación del mundo material. Por lo tanto la figura geométrica de Chesed es el cubo, la primera figura tridimensional.
Como bien sabes por tus trabajos previos, cuatro es siempre el número de la estabilidad, del asentamiento de la energía en su sitio. Este es el trabajo de la Esfera de la Misericordia. Los Dioses de Chesed son por lo tanto creadores, dioses constructores que gobiernan el universo material a través de su creencia en la estabilidad. El dios romano Júpiter es un perfecto ejemplo de esto, o incluso el "Dios" judeo-cristiano. Por tratarse principalmente de dioses que viven en el cielo, el color obvio de esta esfera es el azul.
Este conservadurismo de Chesed debe dar siempre origen a su opuesto, pues donde hay un exceso de estabilidad siempre habrá una violenta fuerza revolucionaria tratando de quebrarlo.
Este es el siguiente Sefirá, llamado Geburah, o Fuerza. Geburah es energética, siempre moviéndose y destruyendo. Su símbolo es el pentagrama, la estrella de Fuerza y Fuego. Donde está Geburah hay sangre; por lo tanto su color es el rojo. Los dioses de Geburah son dioses de la guerra, como el Marte romano.
La conjunción de estas dos esferas tiene que ser algo difícil. Hemos traído a la existencia a la primera dualidad verdadera. Sobre el Abismo, por encima de la Tríada Suprema de Kether, Chokmah y Binah, hay armonía. Pero debajo del Abismo ya no estamos tratando más con la pureza del Ying y el Yang. La confusión ha polucionado las energías. Para armonizar estas fuerzas violentamente opuestas necesitamos un nuevo niño, y este es el próximo Sefirá, la esfera central del Árbol, que es Tiferet, la Belleza.
En la Tríada de Chesed, Geburah y Tiferet, tenemos un reflejo de la Tríada Suprema, y a diferencia de Da'ath, Tiferet posee un sendero que lo conecta directamente con Kether, la Corona del Sistema. Es la única esfera por debajo del Abismo que tiene esta conexión. Su trabajo es armonizar todas las cosas. Es el niño de Chesed y Geburah, y como tal equilibra sus fuerzas, por lo cual su color es el amarillo, de modo que en esta tríada central de Sefiroth tenemos los tres colores primarios: azul, rojo y amarillo. Tiferet es el centro de todo el Árbol, y desde su posición privilegiada toma la energía de Kether y la distribuye a las otras esferas. Se la simboliza con el Sagrado Hexagrama, la estrella de seis puntas que vincula el triángulo de la divinidad con el triángulo del hombre. Es como el Sol de nuestro sistema solar, el punto central alrededor del cual todo gira y toma su luz. Todos los dioses solares son sagrados para Tiferet, dioses como Apolo, Mitra, Osiris, incluso Jesucristo; dioses que mueren y renacen, como el sol que muere cada atardecer y nace renovado cada mañana.
Nuevamente pido al lector que haga una pequeña pausa y medite en esta tríada. Representa en tu mente una figura tridimensional frente a ti. Concéntrate en cada una de las esferas por vez, trata de comprender sus funciones y como trabajan juntas en armonía. Mira como reflejan, cada una a su manera, la tríada Suprema. Sólo cuando hayas hecho esto pasa a la tríada inferior.
El séptimo Sefirá es Netzach, que en español significa Victoria. Aquí comenzamos a ver que las fuertes energías de las Esferas anteriores se vuelven un poco más suaves, tornándose menos crudas por la energía civilizadora de Tiferet. Netzach es la energía femenina que sustenta a la naturaleza, así que su color es el verde esmeralda de las hojas y los jóvenes retoños; un verde formado por la combinación del rayo azul de Chesed y el amarillo de Tiferet. No importa lo que pueda suceder, la naturaleza se renueva a sí misma, en forma lenta pero segura. Las deidades de Netzach son usualmente bellas diosas, como la Venus romana, y su símbolo geométrico es la estrella de siete puntas.
El opuesto de este Sefirá puramente sensual es la octava esfera, llamada Hod, que significa Esplendor. Si Netzach es languidez y vida emocional, Hod es velocidad relampagueante y brillantes erupciones de luminosidad. Es la mente, mientras que Netzach es el cuerpo. Aquí pertenecen todos los productos de la astucia humana, los negocios, los escrutinios, los viajes. Su color es el anaranjado, rojo de Geburah y amarillo de Tiferet; y su símbolo es la estrella de ocho puntas, compuesta de dos cuadrados superimpuestos formando ángulos rectos. El dios perfecto para Hod es el Mercurio Romano, lleno de ideas, con alas en los pies, llevando mensajes de los Dioses. Mercurio es el patrono tanto de los comerciantes como de los ladrones...
El noveno Sefirá lo encontramos nuevamente en el Pilar Central, y en conjunción con Netzach y Hod forma la tercera tríada del Árbol de la Vida. Se llama Yesod, y es el Fundamento del Árbol.
Yesod es al principio una esfera de difícil comprensión, ya que uno espera que el Fundamento sea algo firme y concreto. Pero si así fuera no habría energía, sólo estancamiento. Se nos hace creer que el universo que percibimos a nuestro alrededor es algo fijo e inmutable, pero esto no es cierto.
La llamada materia sólida no lo es en absoluto, sino que está compuesta por incontables partículas moviéndose arremolinadamente. Éste es el verdadero Fundamento, una fluida realidad sin fin que puede ser moldeada a Voluntad; así es con Yesod, la esfera del plano Astral, la verdadera realidad que yace detrás de la ilusión de la materia. Es la Esfera de la Luna, que refleja la luz solar de Tiferet que le llega desde arriba. Su símbolo es la luna creciente y su color el púrpura, que combina los colores que fluyen a su alrededor. Yesod es de esta manera el hogar de todas las Diosas lunares de todos los tiempos y lugares. El lema de Yesod es uno de los grandes lemas de magick: el Cambio es Estabilidad.
Ya hemos visto las tres grandes tríadas del Árbol. Debajo de todas hay un último Sefirá, el de Malkuth, el Reino. En Malkuth encontramos el repositorio final de todas las fuerzas que se han movido a través del Árbol de la Vida. Es la última hija del matrimonio de Nuit y Hadit, y la que comienza el proceso entero de manifestación. Malkuth es nuestra Tierra, y al igual que Da'ath, no tiene un único color: sus colores son citrino, oliva, bermejo y negro, los colores de la tierra, los campos y las plantas. Fíjate que tiene cuatro colores, y su símbolo es la cruz rodeada por un círculo. Las diosas de Malkuth son las deidades de la antigüedad que cuidaban de la tierra y las cosechas, como Deméter y Ceres.
Mientras que el Pilar Central forma el tronco del Árbol, Malkuth constituye sus raíces, profundamente enterradas para dar el sustento que el Árbol necesita; Yesod es la estructura de base que provee estabilidad; Tiferet el cuerpo del tronco del cual dependen las ramas; y Kether su floreciente Corona. Ahora tómate un poco de tiempo para visualizar nuevamente todo el Árbol ante ti, con todo su poder fluyendo. Hazte consciente de que se trata de una entidad viva y en crecimiento, no simplemente un diagrama muerto en un libro. Aunque al principio pueda resultarte
difícil, trata de memorizar la forma del Árbol, así como los colores de las Esferas. Observa como los Dioses y Diosas se ajustan a las energías que contiene cada Sefiroth. La mejor forma de estudiar el Árbol de la Vida, y la más fácil, es pintarlo, coloreando correctamente cada Esfera y agregándoles los símbolos apropiados a cada una. Cuando lo hayas hecho, habrás comenzado a cultivar tu propio Árbol de la Vida, que siempre estará allí para ayudarte mientras aprendes.
Un hábito excelente para adoptar, es tratar de relacionar, todo lo que te sucede, con el Árbol de la Vida. Cuando sales a caminar , simplemente mira a tu alrededor y trata de colgar todo lo que veas en alguna de las ramas de tu Árbol. Por ejemplo, digamos que ves un cartero. ¿A dónde pertenece? A Hod, obviamente ya que es un mensajero, como Mercurio. Luego aparece un gran perro y lo ataca : Geburah, violencia. Te das cuenta de que se trata de un pit bullterrier (N. del T.: "bullterrier del pozo", nombre de una raza de perros de pelea que suele combatir en un cuadrilátero excavado en la tierra), así que se lo atribuímos a Da'ath, también llamado El Pozo de la Razón. Ves que el perro regresa a su canil, donde se queda dormido. El canil es Chesed, cuadrangular y seguro; el sueño es Yesod, regido por la Luna. ¿Ves cómo funciona? Practica de esta manera, y comenzarás a percibir vínculos entre cosas que nunca hubieras imaginado conectadas. Llevando esto adelante comenzarás literalmente a expandir tu mente, ya que estarás formando nuevas conecciones neuronales en tu cerebro. También puede resultarte útil consultar el Liber 777, que contiene tabuladas muchas de la correspondencias del Árbol de la Vida. Puedes encontrar sus secciones principales reimpresas en "Magick in Theory and Practic". bY Rodney Orpheus

ESOTERIKA

sábado, 6 de octubre de 2012

Esoterika




Aviso!!!!

Para los lectores, que por suerte cada dia son un poco mas, les comunico que me pueden encontrar en facebook, a traves de la pagina Esoterika, alli se tocan todos los temas posibles sobre esoterismo, magia, brujas, runas, tarot, etc,etc,etc.

ESOTERIKA




martes, 2 de octubre de 2012

Magia Egipcia, video

Interesante video del programa español "Mis enigmas favoritos" sobre Magia Egipcia, no tiene ningun desperdicio y es altamente recomendable.

Saludos!!!!
(Magda Sophia)
 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India