jueves, 31 de mayo de 2012

Viaje Astral:El Cuerpo Astral y Su Separación



La esencia de la proyección astral es la separación del cuerpo astral del cuerpo físico, y después viajar en ese cuerpo a través del espacio astral así revelado. Pero para hacerlo debemos primero definir y desarrollar nuestros cuerpos astrales.
Aleister Crowley,  en Magia en Teoría y Práctica  declara : “Desarrolla tu Cuerpo de Luz hasta que sea tan real para ti como tu otro cuerpo.”  Debemos usarlo para efectuar viajes a cualquiera de los símbolos que reconozcamos como significativos, y operar cualquier ritual y conjuraciones que necesitemos para sacarles provecho. Es nuestro vehículo de exploración de los planos sutiles, y debemos educarlo en todos los aspectos de este trabajo.
La forma que Crowley sugiere para la separación de tus cuerpos es cerrar tus ojos e imaginar una forma semejante a ti, estando de pie frente a ti. Este tú se define como tu cuerpo astral, y para empezar la proyección tú transfieres tu punto de vista dentro de él, para que veas con sus ojos, oigas con sus oídos, y estés de pie sobre sus pies.
Crowley remarca que deberías después mirar a tu alrededor para ver los objetos en la habitación a través de estos ojos, aunque por supuesto esta visión debe ser de los análogos astrales de estos objetos, más bien que sus naturalezas físicas. Crowley nos dice que no deberíamos desechar nuestros resultados como mera revelación de “recuerdos subconscientes”, que “el tiempo de comprobarlo vendrá después”.



 El método de la Golden Dawn implicaba la visualización de un símbolo del poder que uno deseaba explorar, entonces pasaba astralmente a través de él dentro del plano en sí mismo, usando el “Signo del que Entra”  para proyectarse uno mismo a través del símbolo, y después una vez atravesado asumir por un momento el “Signo de Silencio”
 ( Signo del que Entra, también llamado de Horus, el mago proyecta su energía dando un paso hacia delante mientras agacha su cabeza y extiende sus brazos rectos hacia delante, sus dedos apuntando al lugar a ser penetrado o los objetos a ser cargados. Con el Signo de Silencio, también llamado de Harpócrates, el mago tira de su energía de vuelta hacia sí mismo, estando de pie erguido mientras pone sus dedos en sus labios, o su pulgar en su boca. Con ambos gestos, una consciencia del movimiento implicado al hacerlos es tan importante como la consciencia de la postura en sí misma.
 Hablando de una proyección a través del símbolo táttwico de Tierra en el volumen cuatro de su Golden Dawn, Israel Regardie remarca que una vez atravesado, la impresión dominante “debería ser un fuerte sentido de estar dentro del elemento.”  El viajero debería tener una impresión directa de la naturaleza del elemento, un sentimiento de la esencia de la cosa.
Para mí mismo, tengo una palabra de poder que me capacita para saltar de mi cuerpo físico y estar de pie en el astral – que aparece como una región justo por encima de donde mi cuerpo físico se sienta.
Es featureless (sin rasgos distintivos), denotando que soy incapaz de examinar los objetos en la habitación, y que permanece así hasta que invoque algo dentro de ella. Antes de hacer esto, generalmente uso otra palabra que me hace ascender a una considerable altura por encima del reino físico, esto es para evitar una mezcla accidental.
Crowley también sugiere la ascensión antes de hacer cualquier invocación, aunque él aparentemente lo hizo por medio del ascenso voluntario, en lugar de usar una palabra de poder. Conforme a Crowley, en un cierto punto el viajero comenzará a ver entidades y paisajes. No son tan sólidos como los objetos materiales, pero lo son más que las imágenes mentales – “ellos parecen yacer entre los dos.”  Por mi parte, hace ya años que no veo algo que no haya llamado. Esto puede querer decir que he hecho un buen y esmerado trabajo de limpieza del hogar, o tal vez que simplemente me estoy volviendo aburrido en mi vejez.


Stephen Mace

martes, 29 de mayo de 2012

La Magia en el antiguo Egipto





Los magos afirman de buen grado que sus secretos se remontan a la más lejana antigüedad. No es fruto de una convención, sino una inquietud por referirse a los modelos primordiales, a los mitos de la creación. En cierto modo, el mago está en contacto directo con el arquitecto del mundo. Todo acto mágico es, por definición, acto creador que se ensalza en las profundidades de los orígenes. El magoestablece cómo fue hecho en el comienzo, devuelve al presentela primera vez, restituye el mundoEn aquel tiempo. El tiempo mágico es un tiempo primordial. Por medio del estudio de la magia, vamos hacia el destello de donde brotó toda la creación.

El dios de la magia, Heka, es una creación de la luz. Hablar de magia “negra” y de magia “blanca” está ya en decadencia. No existe, en realidad, más que una magia solar, portadora de luz, que favorece la iluminación del mago. El resto no es sino ilusionismo, hechicería o búsqueda de poderes.

En el mundo de las divinidades, el dios de la magia tiene una función precisa: ahuyentar lo que debe ser ahuyentado, evitar que el mal y la disonancia vengan a perturbar el orden de las cosas. El mago, cuando está realmente imbuido por la fuerza divina, realiza igualmente esta función. Es Horus. La magia de su madre Isis está en sus miembros.1 Es el Ra de los nombres misteriosos, es el que se encuentra en el océano de energía de los primeros tiempos.2 Se identifica con los dioses más grandes del panteón, experimentando todo en su propio cuerpo la magia como una fuerza viva. Ésta circula por sus pies, sus manos, su cabeza, todo su cuerpo. Es preciso que la fuerza mágica emita una luz y expanda, en ciertas ocasiones, un olor característico.

He aquí que me uno a este poder mágico en todo lugar en el que se encuentre, en todo hombre en el que se encuentre, dice el mago en el capítulo 24 del Libro de los Muertos;Es más rápida que el galgo, más veloz que la luz. El mago llena su vientre de poder mágico; gracias a él, aplaca su sed.3 Estamagia en el vientrellega enseguida al espíritu, como un fluido que circula por los canales secretos del cuerpo. De este modo, el mago, hijo de Ra, señor de la luz y del sol, y de Thot, encarnado por la Luna, descubre el alcance de sus percepciones. Su saber está consignado en un escrito que proviene de la morada del dios Thot, tras haber sido sellado en el palacio de Thot.

domingo, 27 de mayo de 2012

Técnicas Mágicas



En la magia natural hay dos tipos de energía:

Poder personal
 Es el poder personal, la energía que emana de nuestro cuerpo físico. Cuando gozamos de buena salud, nuestro cuerpo es capaz de producir grandes cantidades de energía.
 Esta energía deriva de la tierra, porque nuestros cuerpos transforman la comida, la luz del sol, el aire fresco y el agua en poder a nuestra disposición.
En magia, transferimos parte de esta energía hacia otros fines. El poder personal es despertado (apretando los músculos), enfocado hacia una meta (a través de la visualización) y liberado para llevar a la realidad dicha meta. Es un proceso simple.
Generalmente liberamos el poder personal de nuestro cuerpo mediante la mano de proyección. Es la mano que utilizamos para escribir; la derecha en la mayoría de nosotros. Si es ambidiestro puede usar cualquiera de las dos.

NOTA: la cantidad de energía descargada por el cuerpo durante la magia no es tan grande como para causar daños a la salud del mago.

El poder de la Tierra
La segunda fuente de energía mágica emana de la Tierra. Aquellos de nosotros que hemos admirado un grupo de árboles, un campo de flores, un lago tranquilo o una cueva hemos sentido ya algo de esta energía que reside en la Tierra.
Los magos sienten incluso cantidades mayores de energía en los objetos naturales y los eligen (según su naturaleza) para que actúen como pilas mágicas en los rituales. Plantas, piedras, lagos, océanos, tormentas, vientos, fuego y muchos otros están incluidos dentro de estos objetos naturales. Cada uno posee tipos de energía distintos y característicos, adecuados para cambios mágicos específicos.
En la magia natural unimos el poder personal con el poder de la Tierra. Esto se hace mediante ciertos rituales encaminados a crear los cambios que necesitamos. El tipo de cambio determina la naturaleza del poder de la Tierra que debemos utilizar.
Absorbemos el poder de la Tierra (y todos los tipos de energía que no se originan en nuestro cuerpo) a través de la mano de recepción (la contraria de la mano de proyección descrita anteriormente). Para la mayoría de nosotros es la mano  izquierda. El poder de la Tierra se divide en cuatro grandes grupos: tierra, aire, fuego y agua. Estos son los Elementos.


La necesidad o meta

No podemos hacer magia sin una necesidad. Si sus necesidades son simples y alcanzables, se verá premiado con el éxito.




Visualización

Es una de las partes más importantes de cada hechizo. La visualización es un proceso natural por el que creamos imágenes en nuestras mentes. En magia, creamos las imágenes de la necesidad y ahuyentamos todas las imágenes del problema. Es decir, debemos vernos con muy buena salud, prósperos o conduciendo un coche, pero nunca vemos enfermos, pobres o caminando hacia la parada del autobús.
Nuestra habilidad para visualizar es una de las más importantes herramientas de la magia. Somos capaces de crear (de ver) el futuro en nuestras mentes. Crear imágenes en la mente durante la magia da una dirección y un objetivo al poder que hemos convocado.
El siguiente paso es una expansión del anterior: vuelva a verse, pero imagínese conduciendo un coche; viviendo en un apartamento nuevo; aprobando un examen o consiguiendo un empleo satisfactorio. Eso es lo que estará haciendo durante los rituales y hechizos: visualizar el cambio que necesita como si ya hubiera ocurrido.
La visualización es el timón de la magia. Se encarga de que la energía vaya al lugar correcto.


El hechizo
Un hechizo es un ritual mágico. Conlleva, a menudo, la utilización de símbolos o de acciones y palabras , movimientos específicos, el uso de objetos y de procesos internos (como la visualización), para crear una manifestación específica.
Los antiguos hechizos no son más efectivos que los nuevos pero para manifestar su necesidad, el hechizo debe estar diseñado para realizar tres cosas:
a) Despertar el poder personal (y. en magia natural, unirlo con el poder de la Tierra).
b) Programar esta energía (a través de la visualización).
c) Liberar la energía.


Cargar
consistente en enviar poder personal a un objeto o a un lugar específico (tales como un recipiente de agua, una vela, una hoja...). Para cargar algo, téngalo en su mano de proyección, visualice la necesidad, despierte el poder personal (apriete los músculos hasta que se estremezca) y proyecte la energía fuera de su cuerpo, mediante la mano de proyección, hacia el objeto.


La voz mágica
Al recitar cantos mágicos y palabras de poder, utilice su voz más firme, más poderosa. Hablar suavemente aminora los efectos de las palabras. Las palabras están ahí para afectarle a usted, no a una extraña entidad o deidad. Dígalas con tanta fuerza como pueda.
Naturalmente, habrá veces en las que tendrá que susurrar las palabras. Cuando eso suceda, ponga tanto sentimiento en ellas como le sea posible. El efecto será el mismo.
Hay hechizos que no necesitan palabras. De hecho, en la magia natural, la visualización es mucho más importante que las palabras. Las palabras se pronuncian para fortalecer el poder personal, excitar las emociones y afinar la visualización. Las palabras son los vehículos que le llevan a su destino, no el mismo destino.

SCOTT CUNNINGHAM

jueves, 24 de mayo de 2012

Magia Mental:EL ANTIGUO USO DEL PODER DE LA VOLUNTAD



Y, entre los oscuros recuerdos de los antiguos misterios que han llegado hasta nosotros de la antigua India, Egipto, Persia, Caldea, Babilonia, Grecia y Roma, y los otros viejos centros de civilización y cultura, encontraremos siempre el fundamental principio de la existencia de alguna elevada fuerza relacionada con la Mente humana – o más particularmente, la Voluntad – que estaba en el fondo de los misterios, y la magia y los milagros. Detrás de todas las ceremonias, ritos y encantamientos se destacaba la idea esotérica de que la Voluntad era la fuerza real empleada bajo la máscara de los encantamientos y ritos supuestos para impresionar las imaginaciones y mentes de la gente comun. Detrás del amuleto y el encantamiento estaba la labor de la Voluntad de la persona que los empleaba, que era puesta en efecto por la Fe o Imaginación (un poder real, y no fantasía como muchos creen) del hombre ignorante de la fuerza real.
El escritor sobre esta materia, en la Enciclopedia Británica, ha dicho con justicia, aun cuando ignorando la verdad bajo las groseras formas: “Existiendo una relación evidente entre un objeto y el pensamiento acerca de él, llega a ser una de las principales prácticas de la hechicería el probar y hacer cosas ocurridas por pensar en ellas.” Y el mismo redactor, en otro lugar, dice: “El elemento, en Magia, no  dependiendo de “espíritus”, depende de imaginados poderes y correspondencias en la naturaleza, de que los adeptos se aprovechan a fin de descubrir ocultos conocimientos, y obran sobre el mundo que les rodea por medios más allá de la  ordinaria capacidad de los hombres. Así, por mero esfuerzo de Voluntad...”, etc.
Lo que nosotros conocemos hoy como “fuerza de voluntad” y “sugestión mental”, incluyendo lo que llamamos “Afirmaciones” o “Autosugestiones”, eran conocidas y hábilmente usadas por los sacerdotes, o magos, a fin de gobernar al pueblo. Y no debe suponerse ni por un momento que éstas fuesen usadas con malos pronósticos. Por el contrario, los sacerdotes eran las verdaderas clases gobernantes, los poderes detrás del trono, y sentían la responsabilidad del poder, y procuraban, por su conocimiento de las fuerzas ocultas de la mente, conducir al pueblo por el buen camino.
En todos los siglos se ha practicado la curación de los enfermos por el poder mental,pues la Curación Mental presenta una línea no interrumpida, desde los primitivos tiempos a la actualidad, escondida con frecuencia bajo fantásticos ropajes, pero en principio siempre la misma. Nosotros la llamamos “Sugestión Mental”, y ha estado siempre en vigor en manos de los privilegiados de la raza para influir, en bien o en mal, sobre los que estaban bajo ellos. Los grandes caudillos de hombres siempre han sido ricos en “Magia Mental”, aun cuando muchos de ellos no hayan sospechado nunca las fuentes de su poder.


La Magia Mental es semejante a toda otra gran fuerza natural; está sobre el bien y el mal. No es ni buena ni mala, pero puede ser usada en uno u otro sentido.La misma fuerza que usa el moderno “curandero” cuando emprende el tratamiento de un enfermo, o de alguno que ansía un buen resultado u otra cualidad apetecida, es la que usan los vodos negros, el brujo del Congo, el hechicero de Salem, el conjurador de Hawai, que eleva plegarias por el pueblo en caso de enfermedad o muerte; el hombre-medicina de los indios americanos, con sus hechizos y sus encantamientos; los encantadores de la Edad Media; el “práctico de tratamientos adversos” o “magnetismo mental malicioso” de los modernos cultos. La misma fuerza prevalece en todo, tal como la misma sangre circula en las venas de los justos y de los pecadores; el ángel y el demonio; la paloma y la serpiente; el cordero y el tigre; es una fuerza de la naturaleza a través de todo.
Y así como la Magia Mental entra en operación a través de las plegarias de todas las religiones, ante sus santuarios, imágenes y religiones, así puede también entrar en operación, a través de los fetiques, conjuros encantamientos, hechizos y magias negras de las mentes ignorantes y depravadas. El secreto es éste: El poder no proviene de la supuesta fuente, sino de lo íntimo de la mente del hombre que lo emplea. Y todavía algo más sorprendente, para los no iniciados, es esta afirmación, que es bien cierta: El poder de la mente de la persona afectada es la causa real del efecto, mejor que el poder de la mente del supuesto causante, llamando el último únicamente a operación el poder de la mente de la persona afectada.


William W. ATKINSON

miércoles, 23 de mayo de 2012

Nacimiento del Hijo de Buda



Según las Escrituras del Hua-yen: “Cien rayos de luz se manifestarán en la cumbre de la cabeza del Señor Buda y un loto con mil pétalos emergerá de la luz. Sobre el loto se encontraba el Tathagata Buda. Se veía diez rayos de cien luces sagradas irradiando de su cabeza y propagándose en todas direcciones. Todos los que lo vieron se regocijaron de la llegada del Tathagata irradiando luz.” El espíritu reseñado en las escrituras es el espíritu yang emergente, igualmente llamado “el Hijo de Buda”. Sin embargo, si usted no hace sino repetir las enseñanzas del Chan (Zen) y usted no conoce el método para cultivar la vida, no podrá mantener su cuerpo y realizar el Hijo del Señor Buda  descrito por los taoístas.



Ilustración del Hui-ming ching: Diseño del feto emergiendo
Las cuatro expresiones significan: “El cuerpo más allá del cuerpo se llama “el rostro de Buda”. El alma-espíritu sin espíritu es la Bodhi. Los mil pétalos de loto son emanaciones del vapor. Cien rayos de luz brillarán sobre la imagen cuando el alma sea captada.

Taoismo: El Hijo de Buda




Los monjes ordinarios no comprendían la significación del feto del Tao pues no se les habían transmitido estas enseñanzas.
Este feto no tiene ni forma ni apariencia. Es creado a partir de dos sustancias y es producido por el vapor espiritual en el interior. El espíritu entra al comienzo en el vapor, después el vapor envuelve al espíritu.
Cuando el espíritu y el vapor sean unificados y la intención esté calma, el feto emergerá. Cuando el vapor coagule, el espíritu llegará a ser numinoso. Las Escrituras describen las dos sustancias en el origen del feto como acercándose y reaccionando la una con la otra. Nutriéndose recíprocamente, se desarrollarán y crecerán. Y, cuando haya suficiente vapor, el feto se completará. Al final, emergerá por la cabeza. Este fenómeno se llama “el feto emergiendo cuando la forma está terminada”.
El feto del Tao es igualmente llamado “el Hijo de Buda”.
Ilustración del Hui-ming ching: Diseño del feto del Tao

Las dos expresiones de siete palabras significan: “Aplique el método sin esfuerzo y deje cuidadosamente la radiación penetrar. Olvide la apariencia y ponga cuidado del interior para ayudar al verdadero espíritu a desarrollarse.”
Las dos expresiones de cinco palabras significan: “Incube el feto en el fuego durante diez meses. Báñelo y purifíquelo en el calor durante un año”.

lunes, 21 de mayo de 2012

La regla del Aguila



Continuando con la terapia del canto de Alberto Kuselman, les dejo un link una hermosa cancion andina, llamada La Regla del Aguila, del trabajo Opera Nagual.
Una musica digna de escuchar y descubrir.

Escucha desde aqui la cancion

Don Juan Matus por Alberto Kuselman



Terapia de canto  es un proyecto del cantautor argentino Alberto Kuselman, en el que podemos encontrar bellisimas composiciones dedicadas al legendario Don Juan Matus.



Para disfrutar realmente de estos sonidos latinoamericanos expresados con todo el sentimiento de un seguidor del Nagual.

domingo, 20 de mayo de 2012

Los efectos del Sol y la Luna sobre los Hechizos Magicos



Los cuerpos celestiales que ejercen los mayores efectos físicos y psíquicos sobre la tierra son el sol y la luna.
La luz fuerte de luna ejerce un efecto psicofísico energizante general en diversas formas de vida vegetal y animal en cuyo crecimiento y comportamiento influye. Hay pocas cosas más vigorizantes que un baño de luna, pero si la energía no se canaliza hacia algo útil, puede tender a intoxicar y trastornar al observador de la luna. Lejos de la civilización, el ciclo menstrual femenino se sincroniza con las fases de la luna. El pasaje de la sangre tiende a ocurrir durante la luna oscura, pero puede ocurrir durante la luna llena. La ovulación ocurrirá necesariamente durante la fase opuesta. Durante la menstruación, la mujer está en su fase psíquicamente más poderosa y clarividente. Muchas autoridades consideran que la luna llena es el momento para trabajos de magia benéfica, sanación, fertilidad y ganancias y que la luna oscura es el momento para hechicerías malignas. Este es sólo parcialmente cierto. Todos los trabajos de magia mejoran en cierto grado durante la luna llena pues hay más energía psíquica. La magia dañina tiende a tener peores efectos sobre sus víctimas durante la luna oscura porque todo tiende a estar en un punto bajo, pero también el ataque debe hacerse desde una posición de menor energía. La excepción a esto, por supuesto, son las mujeres que menstrúan en este momento. Por esta razón muchos sistemas religiosos y mágicos tienden a temer el poder de las mujeres en este momento y las excluyen de los templos o del trato sexual con los hombres. Por otra parte, algunas órdenes mágicas arcanas y reservadas han alentado el uso de los poderes extra-psíquicos de las mujeres cuando la menstruación ocurre en la luna llena u oscura para bien o para mal respectivamente.
Sobre el tema general de la oportunidad de cualquier acto mágico, vale la pena notar que la mejor hora para realizar cualquier magia que afecte a otros es a las cuatro de la mañana hora local. Este es el momento en que el cuerpo mente está en su nivel fisiológico más bajo. Es el momento de los sueños y el momento en que la mayoría de la gente nace y en que la mayoría morirá.
 Las energías de la primavera asisten los trabajos benéficos tales como sanación,  crecimiento, amor y fertilidad, realizándose estos alrededor de la Víspera de Mayo, el 31 de abril. Las energías otoñales asisten los trabajos de necromancia, muerte, y oscuridad que se pueden realizar alrededor de la Víspera de Todos los Santos, el 31 de octubre.

Peter Carroll, Liber Null

viernes, 18 de mayo de 2012

Magia Natural

COMO EXTRAEMOS DE LO ALTO, A TRAVES DE CIERTOS PREPARADOS NATURALES Y ARTIFICIALES, CIERTOS BENEFICIOS CELESTES Y VITALES



Los académicos dicen con Trismegisto e Iarcas, el brahmán, y la declaran los mecubales de los hebreos, que todo lo existente bajo el globo lunar en este mundo inferior está sujeto a la generación y a la corrupción; y lo mismo en el mundo intelectual, pero de una manera más perfecta, y de una mejor marca proveniente del arquetipo perfectísimo; y que por ella cada cosa Inferior responde según su género a su Superior, y recibe del cielo esa fuerza celeste que se llama quintaesencia y el espíritu del mundo o la naturaleza media, y del mundo intelectual el vigor espiritual y vivo que sobrepasa toda virtud que da alguna cualidad; y, por fin, del arqueo tipo, por su intermedio, siguiendo su grado, la virtud original de toda perfección. Es por ello que cada cosa puede ser reducida de estas cosas inferiores a los astros, de los astros a sus inteligencias, y al punto a su arquetipo; en consecuencia, de esas cosas procede toda la Magia y toda la Filosofía secreta. Pues todos los días se realiza alguna cosa natural a través del arte y alguna cosa divina a través de la naturaleza; los egipcio: consideraron esto y lo llamaron la naturaleza maga, es decir, la virtue mágica, porque extrae de las cosas semejantes, a través de sus semejantes y de las cosas concordantes, a través de su acuerdo o conveniencia. Y los griegos llamaron simpatía a esta atracción concretada a través de la relación mutua de las cosas entre sí, a saber de las superiores con las inferiores.
Así la tierra concuerda con el agua a través de su frescor, el agua con el aire a
través de su humor, el aire con el fuego a través de su calor; el fuego concuerda con el cielo a través de su materia; y el fuego no se mezcla con el agua sino a través del aire, ni el aire con la tierra sino a través de agua. Así el alma no se mezcla con el cuerpo sino a través del espíritu, y e entendimiento con el espíritu sino a través del alma. Esto hace que veamos que la naturaleza, al dar forma al feto, a través de esa preparación extra, el espíritu del universo, y es este espíritu el que sostiene al espíritu y al cuerpo con la inteligencia y lo dispone a adquirir el entendimiento, como en la madera la sequedad es para la penetración del aceite, y cuando éste se embebe,es alimento para el fuego: el fuego es el carruaje o transportador de la luz.




A través de estos ejemplos vemos cómo, por medio de ciertas preparaciones
naturales y artificiales podemos extraer ciertos beneficios celestes de lo alto. Pues las piedras y los metales concuerdan con las hierbas, y éstas con los animales, y éstos con los cielos; éstos con las inteligencias, y éstas con las propiedades divinas y los tributos de Dios, y con Dios mismo, a cuya imagen y semejanza fueron creadas todas as cosas. La primera imagen de Dios es el mundo, la del mundo es el hombre, la del hombre es el animal, la del animal es el zoófito, la del zoófito es la planta, la de la planta son los metales, y las piedras representan la semejanza e imágenes de aquéllos. La planta concuerda con lo espiritual, con el animal a través de la vegetación; el animal con el hombre a través de los sentidos; el hombre con los demonios a través del entendimiento; los demonios con Dios a través de la inmortalidad. La divinidad se liga al espíritu; el espíritu al entendimiento; el entendimento a la intención; la intención a la imaginación; la imaginación a la sensación; la sensación a los sentidos, y éstos a las cosas.
Debido a que existe tal vinculación y continuidad de la naturaleza, toda virtud superior, al expandir sus rayos, congruente y continuamente, sobre todas las cosas inferiores, pasa hasta las últimas y hasta los extremos, o lo penetra todo; de manera que las cosas inferiores llegan mutuamente a las superiores. Así, las cosas inferiores tienen tal vinculación con las superiores, que las influencias que provienen de su jefe, como de la primera causa, van como por una cuerda tendida hasta los últimos extremos, y penetran totalmente hasta el fondo; pues si se toca un extremo, tiembla todo, de manera que este contacto resuena en el otro, y si enmudece la cosa inferior, la superior también enmudece, a lo cual responde, como las cuerdas de una guitarra bien puesta a tono.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India