viernes, 16 de noviembre de 2012

La Trinidad del Hombre



No es por demás anticipar estas explicaciones para que el aspirante pueda aplicar con eficacia, desde el comienzo de sus estudios, ciertas reglas y ejercicios especiales que le ayudan en el sendero de la Unión por medio del pensamiento.
Ya hemos dicho que la Unidad está más allá de la concepción humana.
Para el equilibrio de dos platillos de una balanza, se necesita un punto medio sobre el cual se apoye.

Platón decía que el hombre es una cabeza, a la cual los Dioses, ministros y servidores de Dios, habían puesto miembros y un organismo que le valiera para poder transportarse de un sitio a otro.
Para conocer la Unidad del hombre tenemos que admitir en él tres divisiones o tres entidades distintas y unidas.
La primera división que es la más inferior es el vientre donde se elabora la materia física de que se compone el organismo. Esta parte toma del mundo material por medio de la boca, las diversas sustancias de alimentos para nutrir el cuerpo. En esta división reina una entidad inteligente que prepara el alimento de la sangre; pero a este alimento lo impregna de sus atributos que son las sensaciones y los instintos.
La segunda división es la parte central o el pecho; es la residencia del ÁNIMA (alma) que se apodera de lo que elaboró el vientre, lo dinamiza, por el aire oxigenado, respirado por la nariz, renovando en los glóbulos rojos la energía perdida, por medio de la aspiración y la espiración. En esta parte se halla la vitalidad de la cual nacen los sentimientos y las pasiones.
La parte tercera que es la superior o la cabeza, extrae de la sangre, por medio del cerebelo y el sistema nervioso, la energía nerviosa, la almacena en el sistema central del cuerpo. Esta energía es la que origina el movimiento en el organismo. En esta división del cuerpo reside la inteligencia, y la comprensión pasiva del pensamiento concreto.
Esta trinidad del cuerpo físico, trinidad necesarísima para la vida, está unida bajo el dominio del cerebro, órgano de los sentidos y de la expresión de la energía orgánica. En este centro de unión de las tres se encuentra la voluntad creadora y la inteligencia activa que recibe sus leyes del mundo abstracto del Dios Íntimo.

Jorge Adoum
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India