domingo, 22 de julio de 2012

Chamanismo por Peter Carroll





El chamanismo es nuestra tradición mágica y mística más antigua. Es del chamanismo que surgen todas las artes religiosas y ciencias mágicas. Las tradiciones chamánicas todavía se practican en todos los continentes meridionales: Australia, África, y América del Sur. Se encuentra primariamente en las sociedades cazadoras pero también sobrevive en la vida aldeana semi asentada donde toma más el carácter de medicina bruja. Las intrusiones de la civilización moderna casi han destruido el chamanismo en América del Norte, Oceanía, Asia del Norte y dentro del Círculo Ártico. Algo del conocimiento chamánico sobrevivió en la brujería europea, mientras que en el Medio Oriente el chamanismo fue absorbido por los cultos sacerdotales de las civilizaciones clásicas.
De un examen de las culturas chamánicas que aún existen y de los registros de aquellas ahora extintas se pueden extraer dos conclusiones. Primeramente, a pesar de la enorme separación geográfica entre las culturas chamánicas, ellas comparten métodos casi idénticos. Segundo, aquello que los magos contemporáneos buscan redescubrir es el conocimiento y el poder chamánicos. Los principios básicos de la magia, como los principios básicos de la ciencia, no cambian, pero se pueden perder. El chamanismo presenta una tecnología mágica muy completa que resume todos los temas ocultos. La
humanidad se encuentra ahora en mayor necesidad de estas habilidades que en cualquier otro momento desde el primer eón, si es que ha de entenderse más bien que destruirse a sí misma. El chamanismo guió una vez a todas las sociedades humanas y las mantuvo en equilibrio con su entorno durante miles de años. Todo ocultismo es un intento de reconquistar esa pasmosa sabiduría perdida. Veamos entonces lo que guardan las tradiciones del chamanismo.
El poder chamánico no se puede acumular progresivamente como otras tecnologías.
Un chamán tendrá suerte si sus aprendices hacen algún adelanto más allá de sus propios logros. Los poderes chamánicos son tan difíciles de dominar que una tradición requiere un continuo influjo de talento sólo para evitar su propia degeneración. Por esto los chamanes comúnmente describen su tradición como habiendo declinado desde glorias pasadas. Sólo un ocasional practicante excepcional puede reconquistar algunos de los poderes más legendarios.
Central al chamanismo es la percepción de otro mundo o serie de otros mundos.
Este tipo de dimensión astral o etérica que contiene diversos poderes, entidades y fuerzas, permite la creación de efectos reales en este mundo. El alma del chamán viaja a través de esta dimensión mientras se encuentra en un estado de trance extático o inducido por las drogas. El viaje se puede emprender para obtener conocimiento adivinatorio, curar una enfermedad, golpear a los enemigos, o encontrar animales de caza.
Generalmente los posibles chamanes se seleccionan entre aquellos de disposición nerviosa. Se les puede asignar a la instrucción chamánica o bien son llevados a ella por un poder presente en la cultura chamánica. La iniciación invoca un viaje al otro mundo, una reunión con espíritus y una experiencia de muerte-renacimiento. En la experiencia de muerte-renacimiento, el candidato tiene una visión de su cuerpo siendo desmembrado, a menudo por seres fantásticos o espíritus animales, y luego rearmado a partir de los despojos. El nuevo cuerpo invariablemente contiene una parte adicional frecuentemente
descrita como un hueso adicional o una inclusión de piedras de cuarzo mágicas o a veces un espíritu animal. Esta experiencia simboliza gráficamente la ubicación del campo de fuerza etérica dentro del cuerpo o la adición a éste de diversos poderes adicionales.
En la mayoría de los sistemas chamánicos esta fuerza etérica se exuda a través de la región umbilical para la magia a corta distancia, aunque en su lugar se puede enviar a través de los ojos o las manos. Es lo mismo que el Chi o Ki o Kundalini o aura.
La tradición chamánica exhibe una gama completa de temas mágicos. El exorcismo y la cura son las principales habilidades compartidas con la comunidad, y éstas comúnmente se emprenden en estados de trance y éxtasis durante los que se hace un viaje al otro mundo para buscar una cura. El ataque mágico y la protección pueden realizarse para clientes, y los chamanes frecuentemente combaten entre sí por la supremacía, a menudo asumiendo para este fin sus formas de animales del otro mundo.
Algunos chamanes cultivan un enorme control fisiológico con el que resistir extremos de calor, frío y dolor. La caminata sobre el fuego en la que se evita mágicamente que un fiero calor abrase la carne es una característica muy común de esta tradición y ocurre en todo el mundo El congreso con el mundo de los espíritus es extenso e incluye diversos espíritus de la naturaleza, servidores y entidades de animales y plantas, las sombras de los muertos, entidades sexuales como íncubos y súcubos y usualmente un dios cornudo, incluso en tierras sin animales cornudos. La salida al otro mundo se hace a través de peligrosas puertas que se golpean, comparables a la concepción moderna del Abismo. Tanto como el
trance, el sueño es un importante método para obtener acceso al otro mundo.
Las herramientas chamánicas son altamente variadas pero generalmente incluyen un artefacto para hacer ruido, como un tambor o matraca de huesos de serpiente, para llamar a los espíritus e inducir el trance, así como diversos objetos de poder, muy comúnmente cristales de cuarzo. Las tradiciones extraordinarias del chamanismo son la fuente primera de todos los sistemas ocultos, y es al chamanismo que debemos mirar si deseamos recobrar las piezas de la magia, la ciencia más antigua del ser humano, y usarlas nuevamente.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India