miércoles, 23 de mayo de 2012

Taoismo: El Hijo de Buda




Los monjes ordinarios no comprendían la significación del feto del Tao pues no se les habían transmitido estas enseñanzas.
Este feto no tiene ni forma ni apariencia. Es creado a partir de dos sustancias y es producido por el vapor espiritual en el interior. El espíritu entra al comienzo en el vapor, después el vapor envuelve al espíritu.
Cuando el espíritu y el vapor sean unificados y la intención esté calma, el feto emergerá. Cuando el vapor coagule, el espíritu llegará a ser numinoso. Las Escrituras describen las dos sustancias en el origen del feto como acercándose y reaccionando la una con la otra. Nutriéndose recíprocamente, se desarrollarán y crecerán. Y, cuando haya suficiente vapor, el feto se completará. Al final, emergerá por la cabeza. Este fenómeno se llama “el feto emergiendo cuando la forma está terminada”.
El feto del Tao es igualmente llamado “el Hijo de Buda”.
Ilustración del Hui-ming ching: Diseño del feto del Tao

Las dos expresiones de siete palabras significan: “Aplique el método sin esfuerzo y deje cuidadosamente la radiación penetrar. Olvide la apariencia y ponga cuidado del interior para ayudar al verdadero espíritu a desarrollarse.”
Las dos expresiones de cinco palabras significan: “Incube el feto en el fuego durante diez meses. Báñelo y purifíquelo en el calor durante un año”.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India