jueves, 24 de mayo de 2012

Magia Mental:EL ANTIGUO USO DEL PODER DE LA VOLUNTAD



Y, entre los oscuros recuerdos de los antiguos misterios que han llegado hasta nosotros de la antigua India, Egipto, Persia, Caldea, Babilonia, Grecia y Roma, y los otros viejos centros de civilización y cultura, encontraremos siempre el fundamental principio de la existencia de alguna elevada fuerza relacionada con la Mente humana – o más particularmente, la Voluntad – que estaba en el fondo de los misterios, y la magia y los milagros. Detrás de todas las ceremonias, ritos y encantamientos se destacaba la idea esotérica de que la Voluntad era la fuerza real empleada bajo la máscara de los encantamientos y ritos supuestos para impresionar las imaginaciones y mentes de la gente comun. Detrás del amuleto y el encantamiento estaba la labor de la Voluntad de la persona que los empleaba, que era puesta en efecto por la Fe o Imaginación (un poder real, y no fantasía como muchos creen) del hombre ignorante de la fuerza real.
El escritor sobre esta materia, en la Enciclopedia Británica, ha dicho con justicia, aun cuando ignorando la verdad bajo las groseras formas: “Existiendo una relación evidente entre un objeto y el pensamiento acerca de él, llega a ser una de las principales prácticas de la hechicería el probar y hacer cosas ocurridas por pensar en ellas.” Y el mismo redactor, en otro lugar, dice: “El elemento, en Magia, no  dependiendo de “espíritus”, depende de imaginados poderes y correspondencias en la naturaleza, de que los adeptos se aprovechan a fin de descubrir ocultos conocimientos, y obran sobre el mundo que les rodea por medios más allá de la  ordinaria capacidad de los hombres. Así, por mero esfuerzo de Voluntad...”, etc.
Lo que nosotros conocemos hoy como “fuerza de voluntad” y “sugestión mental”, incluyendo lo que llamamos “Afirmaciones” o “Autosugestiones”, eran conocidas y hábilmente usadas por los sacerdotes, o magos, a fin de gobernar al pueblo. Y no debe suponerse ni por un momento que éstas fuesen usadas con malos pronósticos. Por el contrario, los sacerdotes eran las verdaderas clases gobernantes, los poderes detrás del trono, y sentían la responsabilidad del poder, y procuraban, por su conocimiento de las fuerzas ocultas de la mente, conducir al pueblo por el buen camino.
En todos los siglos se ha practicado la curación de los enfermos por el poder mental,pues la Curación Mental presenta una línea no interrumpida, desde los primitivos tiempos a la actualidad, escondida con frecuencia bajo fantásticos ropajes, pero en principio siempre la misma. Nosotros la llamamos “Sugestión Mental”, y ha estado siempre en vigor en manos de los privilegiados de la raza para influir, en bien o en mal, sobre los que estaban bajo ellos. Los grandes caudillos de hombres siempre han sido ricos en “Magia Mental”, aun cuando muchos de ellos no hayan sospechado nunca las fuentes de su poder.


La Magia Mental es semejante a toda otra gran fuerza natural; está sobre el bien y el mal. No es ni buena ni mala, pero puede ser usada en uno u otro sentido.La misma fuerza que usa el moderno “curandero” cuando emprende el tratamiento de un enfermo, o de alguno que ansía un buen resultado u otra cualidad apetecida, es la que usan los vodos negros, el brujo del Congo, el hechicero de Salem, el conjurador de Hawai, que eleva plegarias por el pueblo en caso de enfermedad o muerte; el hombre-medicina de los indios americanos, con sus hechizos y sus encantamientos; los encantadores de la Edad Media; el “práctico de tratamientos adversos” o “magnetismo mental malicioso” de los modernos cultos. La misma fuerza prevalece en todo, tal como la misma sangre circula en las venas de los justos y de los pecadores; el ángel y el demonio; la paloma y la serpiente; el cordero y el tigre; es una fuerza de la naturaleza a través de todo.
Y así como la Magia Mental entra en operación a través de las plegarias de todas las religiones, ante sus santuarios, imágenes y religiones, así puede también entrar en operación, a través de los fetiques, conjuros encantamientos, hechizos y magias negras de las mentes ignorantes y depravadas. El secreto es éste: El poder no proviene de la supuesta fuente, sino de lo íntimo de la mente del hombre que lo emplea. Y todavía algo más sorprendente, para los no iniciados, es esta afirmación, que es bien cierta: El poder de la mente de la persona afectada es la causa real del efecto, mejor que el poder de la mente del supuesto causante, llamando el último únicamente a operación el poder de la mente de la persona afectada.


William W. ATKINSON
Reacciones:

2 comentarios:

Margot Black dijo...

Gracias por tu información!! Confirmas lo que yo he sentido toda mi vida!!! Saludos!!

Sophia22 dijo...

Gracias por tu comentario Margot Black, saludos!!!!

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India