martes, 8 de mayo de 2012

Los Cuatro aspectos del Taoismo



El Taoísmo es la religión más antigua del mundo. Cuenta la leyenda que Lao-Tzeu, el sabio taoísta más conocido y quizá el más grande, se transformo, o se reencarnó en Sakyamuni Bouddha. El Tao-Teh-Ching mismo es en principio un tratado político y una exposición teórica del Taoísmo, expresada según el punto de vista de un ser ilustrado. La formulación de los aspectos prácticos y funcionales fue confiada a otros sabios taoístas. Y es de este modo que los antiguos maestros chinos perfeccionaron, además de las doctrinas espirituales de base y de la filosofía del Taoísmo, innumerables técnicas cuya meta final era transformar e inmortalizar el cuerpo físico.
Por otra parte estas técnicas son conocidas y puestas en práctica en Oriente desde hace 6.000 años, pero fueron ignoradas en Occidente hasta nuestra época.
Los Ejercicios Internos mismos constituyen una de las cuatro partes del Sistema de idea y de regla taoísta. Los cuatro niveles del Taoísmo son el I Ching, la Sexología, el Régimen y los Ejercicios Internos.

EL I CHING

El I King es un método de sabiduría que nos permite dirigir nuestras acciones cotidianas. Comprende la astrología, la filosofía y diferentes técnicas de predicción. El estudio del I Ching se divide en tres partes:
• La primera parte estudia los símbolos o signos que representan los fenómenos de los cambios  paralelos que se producen en todo el universo. Los fenómenos del cambio universal están regidos por leyes exactas definidas por las diferentes ramas de las matemáticas — álgebra, geometría, física y genética.
• La segunda parte estudia la filosofía social y la psicología transaccional tales como son representadas en los 64 hexagramas. Cada hexagrama se compone de seis líneas de las cuales cada línea representa un grado de desarrollo en las transacciones individuales o grupales.
• La tercera parte del estudio comporta el entrenamiento concreto para predecir los hechos.
   Todo lo que aconteció se producirá nuevamente y todo lo que sucederá ya se produjo. (“Continuar quiere decir ir lejos / Ir lejos quiere decir volver”). Si comprendemos el I Ching nos será posible entonces predecir el futuro.

LA SEXOLOGÍA TAOÍSTA

El Taoísmo fue la primera religión que tuvo en cuenta plenamente la sexualidad humana y la presentó de manera tal que los individuos pudieran utilizar su energía sexual para transformarse. (También los Hindúes eran muy evolucionados en este domínio, como lo demuestra, el Kama Sutra, tratado escrito alrededor del siglo VII antes de Jesucristo, y que fija las reglas del casamiento y del comportamiento sexual según la ley hindú). La sexología taoísta aconseja a los individuos para que puedan gozar del placer sexual sin agotarse, explica cómo fortalecer los órganos sexuales y cómo utilizar la energía sexual para curar los trastornos específicos, informa sobre las diferentes posiciones de las relaciones terapéuticas, sobre el control natural de los nacimientos y el eugenismo — incluso los medios de elegir el sexo de vuestro hijo.





EL RÉGIMEN

El método del régimen se divide en tres categorías.
La primera corresponde al régimen de la comida que explica en detalle cuáles son los mejores alimentos para ingerir, las propiedades terapéuticas de los diferentes alimentas, y cómo transformarlos en platos apetitosos y con sabor. El régimen de la comida comprende también un análisis detallado de los diferentes ingredientes contenidos en los alimentos, los elementos ácidos y alcalinos, lo mismo que la manera correcta de equilibrar las vitaminas, las sales minerales y las proteína Lo que comemos tiene mucha importancia; qué importa que hayamos aprendido perfecta   mente otra disciplina, si ingerimos veneno, morimos sin ninguna duda.

La segunda categoría corresponde al régimen de las plantas. Un proverbio de medicina china dice que: “Las comida es un medicamento y el medicamento debería ser la comida”. Incluso si se vive conforme a los principios  del régimen de la comida, a pesar de todo es posible que las bacterias nocivas se desarrollen en el interior del cuerpo -porque así como una cierta cantidad de nuestra energía proviene de la comida, las bacterias nocivas también pueden multiplicarse gracias a la energía que proviene de esta misma comida. Para resolver este dilema aparente, los antiguos Taoístas enunciaron lo que se conoce generalmente con el nombre de medicina china para las plantas.
Las plantas son fácilmente y completamente asimiladas por el organismo. En consecuencia su valor terapéutico es inigualado.
 Aptas para purificar el cuerpo y actuar como antibióticos contra los microbios, las plantas también pueden aumentar considerablemente nuestro nivel de energía y la duración de nuestra vida.

La tercera categoría comprende el régimen de la energía. Es de naturaleza semejante a la respiración de la energía . Cuando se alcanza el nivel de la respiración de la energía, los alimentos y las plantas no son mas necesarios porque el cuerpo está alimentado directamente por la energía cósmica. Muchos ejemplos ilustran esta realización, pero sin ninguna duda el más conocido es la historia de los cuarenta días que Jesús pasó en el desierto. Se abstuvo de comida y de agua durante ese tiempo, siendo alimentado directamente por el Espíritu, la fuerza universal o energía. Porque la energía cósmica es la misma que está sobre la Tierra, en Marte o en los confines le la galaxia, los adeptos del Taoísmo se esfuerzan en transformar para armonizar su cuerpo hasta tal punto que puedan viajar a cualquier parte del universo, y ser alimentados por esta energía esparcida en todas partes.








LOS EJERCICIOS INTERNOS

Los Ejercicios Internos son muy opuestos a los ejercicios externos. Mientras que los ejercicios externos tales como la natación, el box, la lucha, la halterofilia, el tenis, el kung-fu y el Karate proporcionan una silueta seductora, a menudo lo hacen agotando la energía de los órganos internos, causando entonces, no solamente un cierto número de enfermedades, sino también un envejecimiento prematuro. Por otra parte, los Ejercicios Internos tienen por objetivo estimular el cuerpo entero,
equilibrar el nivel de la energía y promover un funcionamiento más efectivo de los órganos internos.

Los Ejercicios Internos expresan el arte de curarse espontáneamente. Si se transgreden las leyes de la naturaleza, de ello resultará una enfermedad.


Los Ejercicios Internos se dividen en tres categorías:

a) El Ejercicio del Ciervo, destinado a producir y a equilibrar las secreciones de las glándulas endocrinas.
b) El Ejercicio de la Grulla, destinado a fortalecer los órganos en el interior del tronco. Aunque estos órganos estén controladas par el sistema nervioso autónomo, el ejercicio de la Grulla permite equilibrar la energía y de ese modo promover un funcionamiento más regular de estos órganos.
c) El Ejercicio de la Tortuga, destinado a ayudar al individuo a fortalecerse, relajarse, y por última a controlar el sistema nervioso por completo.

Además de los ejercicios precedentes, existen otros para fortalecer los miembros, los músculos y los huesos. Es preciso calcular generalmente tres meses para ser capaz de efectuar bien estos ejercicios. Y aquí se debe hacer una observación importante, es que el arte de curarse una mismo, que es el resultado natural cuando se hacen estos ejercicios regularmente, está garantizado.

La segunda categoría de los Ejercicios Internos se llama la Meditación Meridiana, la Meditación de la Vuelta al Mundo a simplemente la Contemplación Taoísta. Las vías por donde circula la energía en todo el cuerpo se llaman meridianos. La Meditación Meridiana es pues una técnica cuyo fin es estimular la corriente de energía a lo largo de estas vías y equilibrar al mismo tiempo la energía en el interior del cuerpo. Al afirmar que el hombre es el microcosmo y que el universo es el macrocosmo, debemos ir más lejos y decir que es preciso unificar los dos. A través de la meditación, es en primer  lugar el cuerpo, el espíritu y la inteligencia que se unen totalmente y concientemente. En la siguiente etapa, el individuo es estimulado de manera total e inseparable por la energía universal o cósmica.
La acupuntura así como el “acupressing” generalmente son utilizadas en beneficio de otro. Siguiendo el entrenamiento inicial, la Meditación Meridiana requiere de seis meses a diez años de práctica.
La tercera categoría de los Ejercicios Internos es la Respiración Cósmica o Respiración de la Energía. Son ejercicios que permiten la absorción de la energía por los puntas de acupuntura que se encuentran sobre los meridianos que atraviesan el cuerpo. En la vida cotidiana la energía se consume constantemente, por eso mucha energía es necesaria para defenderse de la debilidad, la enfermedad y la muerte. La Respiración de la Energía constituye así un grado vital para la curación de uno mismo y forma un lazo indisoluble con la energía que impregna el universo. La perfección de la Respiración de la Energía requiere, al igual que la Meditación Meridiana, de seis meses a diez años de práctica.



STEPHEN T. CHANG
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India