martes, 29 de mayo de 2012

La Magia en el antiguo Egipto





Los magos afirman de buen grado que sus secretos se remontan a la más lejana antigüedad. No es fruto de una convención, sino una inquietud por referirse a los modelos primordiales, a los mitos de la creación. En cierto modo, el mago está en contacto directo con el arquitecto del mundo. Todo acto mágico es, por definición, acto creador que se ensalza en las profundidades de los orígenes. El magoestablece cómo fue hecho en el comienzo, devuelve al presentela primera vez, restituye el mundoEn aquel tiempo. El tiempo mágico es un tiempo primordial. Por medio del estudio de la magia, vamos hacia el destello de donde brotó toda la creación.

El dios de la magia, Heka, es una creación de la luz. Hablar de magia “negra” y de magia “blanca” está ya en decadencia. No existe, en realidad, más que una magia solar, portadora de luz, que favorece la iluminación del mago. El resto no es sino ilusionismo, hechicería o búsqueda de poderes.

En el mundo de las divinidades, el dios de la magia tiene una función precisa: ahuyentar lo que debe ser ahuyentado, evitar que el mal y la disonancia vengan a perturbar el orden de las cosas. El mago, cuando está realmente imbuido por la fuerza divina, realiza igualmente esta función. Es Horus. La magia de su madre Isis está en sus miembros.1 Es el Ra de los nombres misteriosos, es el que se encuentra en el océano de energía de los primeros tiempos.2 Se identifica con los dioses más grandes del panteón, experimentando todo en su propio cuerpo la magia como una fuerza viva. Ésta circula por sus pies, sus manos, su cabeza, todo su cuerpo. Es preciso que la fuerza mágica emita una luz y expanda, en ciertas ocasiones, un olor característico.

He aquí que me uno a este poder mágico en todo lugar en el que se encuentre, en todo hombre en el que se encuentre, dice el mago en el capítulo 24 del Libro de los Muertos;Es más rápida que el galgo, más veloz que la luz. El mago llena su vientre de poder mágico; gracias a él, aplaca su sed.3 Estamagia en el vientrellega enseguida al espíritu, como un fluido que circula por los canales secretos del cuerpo. De este modo, el mago, hijo de Ra, señor de la luz y del sol, y de Thot, encarnado por la Luna, descubre el alcance de sus percepciones. Su saber está consignado en un escrito que proviene de la morada del dios Thot, tras haber sido sellado en el palacio de Thot.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India