martes, 24 de enero de 2012

Construcción de sigilos


Todo deseo, ya sea para el placer, conocimiento o poder, que no pueda encontrar expresión ‘natural’, puede mediante los sigilos y sus formulas encontrar su cumplimiento desde la subconsciencia.
A. O. Spare, El Libro del Placer

Hay varios métodos de construcción de sigilos; el más antiguo de ellos es probablemente el método chamánico. Un chamán saldría al desierto con el fin de hallar herramientas para algún tipo de brujería
específica. Concentrándose en su propósito y cantando canciones de poder, viajaría en un estado de trance como si los espíritus le guiasen y recogería todos aquellos objetos que le llamasen poderosamente la atención.
El sigilo como método puede ser rastreado hasta el periodo Paleolítico. Nuestros ancestros de la Edad de Piedra dibujaron numerosos y complicados sigilos que desafían cualquier interpretación, puesto que son demasiado abstractos como para ser símbolos y demasiado complicados para ser letras.
Los sigilos medievales nos son familiares gracias a los diversos grimorios existentes. El deseo —en este caso, el nombre de algún Espíritu o Inteligencia- se escribía con el alfabeto Hebreo. Se cambiaba cada letra por un número y la serie completa de números se escribía como una línea continua dentro de uno de los Cuadrados Mágicos.
Los magos rúnicos tenían su propio método de sigilización. A uno de ellos se le llama el ‘Binderunen’ y funciona de forma similar al método de Austin Spare. Ellos escribían su deseo en letras rúnicas y las combinaban en un simple símbolo.
La nueva área de la magia(k) de sigilos comenzó con la popularización del método de Austin Spare. Este sistema es bastante simple y adecuado para cualquier tipo de propósito. Empezamos escribiendo nuestro deseo de una forma clara y concisa, ya sea como una frase o todavía mejor como una simple palabra.
Frater Custor sugiere un método único en su revista Phoenix Rising (Vol.1 n° 2). Aquí el deseo es imaginado nítidamente hasta que el mago se siente inflamado con él. Entonces, mientras esta enfocado sobre el deseo, el mago empieza a llenar una hoja de papel con dibujos de forma desenfrenada y espontánea (‘automáticos’).
Hay una variedad de símbolos que también debería mencionarse.Hasta ahora hemos tratado con sigilos que se diseñan conscientemente para un propósito particular. Algunos sigilos, sin embargo, no se diseñan sino que se reciben. Este es el caso cuando nos encontramos con un espíritu, dios o entidad astral y le pedimos por un sigilo adecuado que le describa y evoque. Tales sigilos son frecuentemente incomprensibles para nuestra mente consciente. Nosotros los recibimos y los llevamos hasta nuestro reino de la realidad manifiesta, para que la entidad de la cual proviene pueda tener un acceso más fácil a este plano. En cierto sentido, estos sigilos llegan a ser el aspecto manifestado de una inteligencia inmaterial; crean una conexión entre los planos y permiten una circulación mas fluida de la energía.
El sigilo es abstracto para evitar conflictos e interferencias del ego. Es liberado dentro de las profundidades, en el reino de la verdadera voluntad y del puro instinto, y estos aspectos del ‘ser interno’ determinan como y cuando se manifestara. El brujo de los sigilos no necesita preocuparse preguntándose ‘¿corresponde este deseo a la voluntad?’. Tenemos que aceptar el hecho de que no siempre sabemos la naturaleza y la forma de expresión de la voluntad. En este sentido, la magia(k) de los sigilos es una forma de retroalimentación: el deseo se eleva de las profundidades, es reconocido sigilizado, depositado de nuevo en las profundidades y busca su cumplimiento desde ese nivel.
Durante el acto de transmisión, deberíamos evitar pensar sobre el deseo original. Spare aconsejaba la creación de varios sigilos. Uno sigiliza varios deseos, entonces elige uno de ellos en el momento adecuado y trabaja con él. Puede suceder que hayas olvidado lo que los sigilos significaban —esto es lo ideal- aunque también puedes por lo menos pretender que lo has olvidado, incluso si su recuerdo surge espontáneamente. El pretender que no sabes para lo que sirve: producirá la actitud necesaria de ‘indiferencia amigable’ (Spare lo llamaba ‘unión a través de la intención ausente’) que no ofrece a tus seres / ego consciente ninguna causa de protesta o disputa.
El cuerpo del sigilo es otro tema importante. El mensaje puede transmitirse más fácilmente si la estética es la adecuada. Los Taoístas Chinos, por ejemplo, escriben sus sigilos con tinta roja sobre papel amarillo. El papel podía recibir la estampa del sello sagrado; la mitad de la hoja podía quemarse mientras que la restante podía guardarse. La forma del papel puede ofrecerte algunas variaciones. Un circulo destacaría la redondez de la semilla; un cuadrado, la solidez de la materia; un triangulo expresa fuerza.
Si se buscan resultados materiales, algunos magos prefieren el uso de un pentáculo de arcilla, la tierra  simboliza el cuerpo, la carne, la realidad. Materiales perdurables — piedra, metal, hueso — sugieren
efectos duraderos.
La madera es buena para todas las cosas que deban crecer. Los magos rúnicos solían grabar en la superficie de la madera sus signos, después frotaban la inscripción con un poco de ceniza o sangre para que fuese más visible. Si usas tu propia sangre, ciertamente sugerirá sinceridad y determinación. Pueden usarse los metales según sus atribuciones planetarias. ‘Algunos sigilos solo se trabajan en la imaginación. Los textos antiguos del Fraternitas Saturni incluían complicados sigilos que eran imaginados en claras líneas rojas dentro del disco de la luna llena. Si trabajas en el astral y encuentras demasiado pesado el esfuerzo de mantener una visión clara de tu sigilo, ¿por qué no lo introduces dentro de algún objeto con forma de semilla, en un cofre del tesoro, un
cáliz o algún otro recipiente y trabajas tu voluntad con él?
A veces es aconsejable un cuerpo temporal. Si tú deseas algo relativo al sueño mágicko, podrías dibujar tu sigilo sobre papel, doblarlo dándole forma de barco y fletarlo sobre un río, arroyo o estanque. El agua destruye la nave y recibe la idea. Podrías dibujar el sigilo con los colores de la tierra sobre tu piel y danzar y sudar hasta adelgazar (la transpiración borrará el sigilo), o hacerlo con bayas o alimentos para pájaros. Podrías dibujarlo sobre la tierra con un palo y abandonarlo a las lluvias o sobre papel y echarlo al fuego. Podrías incluso comértelo. La tinta puede ser lavada y bebida con agua (no uses ninguna tinta tóxica), y algunos sigilos pueden dibujarse o cocinarse en pan o pasteles. Como dice Nema ‘Comer es bueno para la toma de tierra’.
Hay muchas formas -desarrolla tu propio método.

Extraido y Recopilado del libro Magia(K) Visual de Jan Fries
Manual de chamanismo estilo libre
Reacciones:

3 comentarios:

No se asusten, que no volví dijo...

me fué útil esta información, quiero experimentar un sigilo y lo publicado facilita a quienes nos gustan estos temas a probar. Gracias.

Sophia22 dijo...

Gracias a vos por tu comentario. Voy a subir mas material en breve.

Anónimo dijo...

valla me funciono un sigilo

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India